Los viajes no pueden ser tomados a la ligera. Coger nuestras maletas y largarnos a otra parte del mundo no es moco de pavo. Estamos dejando atrás el bienestar de nuestra casa; la tranquilidad de nuestro barrio; la comodidad de nuestra cama; son demasiadas cosas relevantes como para no tenerlas en cuenta.

Es verdad que, en muchas ocasiones, nuestros viajes serán de lo más tranquilos. Iremos y volveremos y no ocurrirá nada extraño en todo ese trayecto… pero esto no siempre es así. A veces, las cosas se complican y, como veréis en las imágenes que os dejamos a continuación, lo que parecía un viaje normal, se convirtió en toda una locura.

1Pobre holandés

Fue de vacaciones a China y, como podéis ver, de una punta del mundo a la otra… hay una importante diferencia de tamaños (no nos malinterpretéis).

2Un bonito apartamento

Alquilaron un apartamento en Rusia y, dentro del mismo, había una sauna y, dentro de la sauna, un refugio anti-bombas y, dentro del refugio, una máscara de oro. Toda una maravilla de descubrimiento.

3Su amigo nunca había navegado

Aun así, decidió alquilar una lancha para sus vacaciones. No llegó a las dos horas de uso antes de que pasase esto.

4Nunca antes había visto un alce

Se pensaba que eran bastante más pequeños, en plan como Bambis con cornamenta… aquí podéis ver el minuto exacto cuando descubrió la cruda realidad.

5Cosas encontradas en el aeropuerto

Entendemos que alguien quiera llevar una motosierra en pleno vuelo, pero ¿unas tijeras gigantes? Hay que estar muy loco la verdad…

610.000 kilómetros

Eso fue lo que le costó atravesar la autopista legendaria SR 1 en California… y se encontró con estas MARAVILLOSAS vistas.

7Cuando Google resulta muy útil

¿Qué haríamos sin él?

8Viajar en buena compañía

Al menos es más educado y pregunta antes de reclinar su asiento.

9Su gran amigo

En una pequeña tienda de Vietnam. Ahí todos los productos eran XS.

10Fueron a ver las hermosas ballenas barbadas

Así estaban todos sus amigos a media hora de empezar la excursión. No todo el mundo está hecho para el mar.

11Los carriles bici alemanes

Si vas a Berlín y vas en bici, recuerda que tienes que tener buenos reflejos, sino la hostia puede ser importante.

12Todas sus vacaciones

Dedicó gran parte de sus vacaciones en llegar a este punto en el que, como había visto en Internet, estaba hermosamente coloreado… y esto fue lo que se encontró.

13Pillaron una habitación carísima con vistas a la Torre Eiffel

Este fue, sin ningún tipo de dudas, el viaje más romántico que han hecho en toda su vida.

14Demasiadas cosas que no pegan

Pero esa es parte de la gracia: hay sitio para todo el mundo.

15Una visita muy especial

Venir desde una galaxia tan lejana es como para tener un recibimiento a la altura.

16Estuvieron todo el viaje con un Wifi de lo mejor

Eso sí: no se pudieron despegar del autobús en ningún momento. 4 horas de viaje.

17Sobra algo de espacio

Para poder viajar en este avión, según cómo, tienes que fracturarte ambas piernas.

18Las bananas

Este hotel dejaba estos mensajitos a sus clientes para que empezasen el día con alegría. No sabemos si es una genialidad o algo muy perturbador.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas alocadas situaciones? ¿Tenéis alguna historia muy extraña de algunos de vuestros viajes? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).