El pollo que montó Martin Solveig con la pregunta mágica del «pero, ¿sabes perrear?» a la ganadora del balón de oro Ada Hegerberg, es solo la punta del iceberg. Y es que, por mucho que creamos que avance el feminismo, y con este, la sociedad (que avanzan, ojo), aún queda mucho por conseguir.

Sigue siendo costumbre, el poner a prueba a las mujeres en el momento en el que se salen un poco del marco en el que ciertos tipos de personas se emperran en encajarlas.

Aun así, sí. Esta también entra, por supuesto.

«Pero, ¿sabes perrear?»

Por si no lo recordáis u os pilló en otra cosa y no lo visteis, podéis verlo aquí.

«¿Y el anillo pá’ cuándo?«.

El momento en el que Jennifer Lopez se convirtió en ese familiar rancio hasta decir basta, que se la juega con cada persona soltera que huele en un radio menor de 10 km. Pues hizo un hit, y lo escuchó todo dios.

Nosotros preferimos recordarla por Ain’t your mama. Eso ya era otra historia.

«¿Cómo se siente al ser el único hombre del mundo que disfruta trabajando con su mujer?».

La perla nos la dejó un periodista chileno de un programa de actualidad satírica, al más estilo Caiga quien Caiga. Javier Bardem supo responder perfectamente a la pregunta que le hicieron en Cannes: «La pregunta es de una falta de gusto tremenda»; esta reacción consiguió los merecidos aplausos de todos los presentes en el momento.



«¿Qué opina del apoyo de la actriz de ‘Los vigilantes de la Playa’, ya sabe, la de las tetas?».

El político de Esquerra Republicana, Ernest Maragall se encontró con esta barbaridad de apunte por parte del periodista Xavier Rius, lo cual era totalmente innecesario. Supuestamente pedía explicaciones sobre el balance mediático internacional del procés.

Nosotros nos quedamos con la reacción de las periodistas de la primera fila, que nos representan a todos, además de la respuesta dada por la portavoz, Elsa Artadi.

«¿Qué se siente al tener que trabajar con otras actrices en plató?».

«Espero que algún día no muy lejano no se nos pregunte sobre qué se siente al compartir pantalla con otras mujeres. No creo que le preguntéis eso a los hombres, aunque me podría equivocar». respondió la actriz Rachel Weisz a tal pregunta, que se la hicieron con motivo de su premio en los Gotham Awards por su papel en The favourite, donde también trabaja con otras actrices como Emma Stone y Olivia Colman.

«Si pudieras desmelenarte con tus amigas este 8 de marzo, lejos del trabajo, ¿cuál sería tu noche perfecta?».

Mira que Theresa May no es la representación de la modernidad y el progreso, pero es que ni siquiera ella se podía explicar que una periodista le hiciera semejante pregunta en el día de la mujer. Se ha merecido un buen reconocimiento solamente por su respuesta:

«Oh dios mío, vaya pregunta. Pues mira, nunca lo he pensado porque el Día Internacional de la Mujer está centrado en cómo afrontaremos la violencia de género, así que creo que no tendré tiempo de tener a mis chicas cerca y pasar una noche juntas, tal y como planteas».

«¿Qué se siente al interpretar a una mujer fuerte?».

A Emilia Clarke, esta mujer FUERTE, ya la tienen muy harta los periodistas con este tipo de preguntas. Ella, muy digna, como tiene que ser, respondió sin dudar:

«¿Qué tal si en vez de contarte cómo es interpretar a una mujer fuerte, te cuento cómo es interpretar a una mujer, punto? Hay quitar el adjetivo ‘fuerte’ de ahí».

«Es una pregunta que le han hecho demasiadas veces. Es que, si estás diciendo que es fuerte, eso significa que si lo quitas… ¿hay una opción ‘débil’? ¿Acaso crees que una protagonista femenina en una película va a ser una mujer débil? Estoy muy frustrada con eso, porque nunca preguntas por ‘hombres fuertes’ a no ser que sean fuertes físicamente. Cambiemos esta pregunta'».

«¿Cuál es el secreto para mantener a tus fans cuando se atacan entre ellas?»

Durante la presentación de su álbum La trenza, a Mon Laferte le tocó un periodista que recurrió al tópico de las mujeres siendo como depredadores en manada si están juntas.

«Ese comentario es machista»

“Creo que tienes que informarte más o a lo mejor quitarte algunos prejuicios porque no está bien formulada tu pregunta. Mmucha gente estuvimos estresados, corriendo, para que después tú preguntes cuál es el secreto para que todas las mujeres te volteen a ver por qué ustedes entre mujeres se tiren mierda, o sea, no mames. Yo vengo aquí a hablar de mi música y de mi trabajo, no de pendejadas”

«Pff, ¿para qué necesitas dos ordenadores?»



La astrofísica Amber Roberts se hizo viral por una experiencia machista que vivió en un aeropuerto cuando un chico resopló al verla con dos ordenadores y le hizo semejante estupidez de pregunta. Su respuesta fue breve: «Bien, uno es para mi trabajo en astrofísica y otro es para mi investigación en inteligencia artificial».

¿Echas de menos algún momento que no esté en la lista? ¿Cómo habrías reaccionado tú a estas situaciones? ¿Te han hecho alguna pregunta del estilo? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño).