El tiempo pasa por todos, y muchos de nosotros añoramos aquellos días de la infancia en los que podíamos jugar cuanto quisiéramos; una actitud alegre siempre estaba bien vista.  Pero es cierto que durante las siguientes etapas, se considera más oportuno un carácter más serio, hasta el punto de que a aquellos que mantienen su felicidad como algo visible, se les puede tildar de ridículos e inmaduros.

Nosotros, por nuestra parte, nos sentimos orgullosos de pertenecer a ese grupo de personas que prefieren compartir sus alegrías, y vivir el día a día con una gran sonrisa, e intentar contagiarla a aquellos que tengamos cerca.

Hoy, en relación a esto que os contamos, os traemos un recopilatorio de aquellas personas con las que nos sentimos fuertemente identificados, aquellos que no «maduran» porque así son más felices.

1La dueña de este hámster.

Le compró una camita de su tamaño y ahora lo hacen todo juntos. No se separan mientras ella está en casa.

2Solo quería entrenar.

Pero luego se dio cuenta de que su hermano le había cambiado la raqueta por una sartén. No estamos seguros, pero parece una indirecta.

3«Os presento a Paloma»

Este señor conoció a una paloma durante su paseo y se hizo un selfie con ella. Luego compartió la fotografía con todos los contactos de su lista.

4El artista

Echaba de menos el Telesketch, así que cogió su bicicleta y se puso a dibujar con el GPS.

5A su abuela se le estropeó el televisor y le prestaron uno más pequeño.

Entonces, esta mujer sacó su lado más cómico y pidió que le sacaran esta divertida fotografía.

6Lo importante es conducir a gusto.

Esta chica nos demostró que tener el carnet de conducir no certifica un nivel alto de madurez.

7La abuela «Fujoshi»

La nieta de esta señora se dejó en casa una camiseta de la conocida serie de animación japonesa «Free», y la señora un día no encontró nada mejor que ponerse.

8Se cansaron de pasear.

El padre del chico que publicó la fotografía pasaba demasiado tiempo fuera «paseando al perro», hasta que un día su hijo decidió seguirle a escondidas.

9El alma de la fiesta.

Esta pobre chica nos enseña la solución perfecta al problema de cumplir años en época de exámenes, que nadie se acuerda ni va a tu fiesta.

10El dependiente del futuro.

Nosotros aún no estamos preparados para entender su estilo. Este chico es un viajero del tiempo procedente del año 3000 que quedó atrapado y ahora se gana la vida como buenamente puede.

11El amigo de los patos

Sus nuevos amigos están muy preocupados por los extraños bultos que tiene por el cuerpo…

12El nido vacío.

«Mi madre me estaba guardando mi ropa de bebé para cuando tenga una hija, pero entonces ella adoptó una perrita cuando me fui de casa»

13Forrest Pug

Al dueño de este pug le encantan las fiestas de disfraces, sobretodo si tienen temática de cine.

14Duelos de caballeros

*Debes gritar «¡Sólo puede quedar uno!» para coger una de estas espadas. Te agradecemos que lo entiendas.*

El dueño de esta tienda sabe como despertar al niño que llevamos dentro. ¡Yo lo haría sin dudar!

15Estos «papis» sobre ruedas

Los pequeños seguro que están encantadísimos de que los lleven tan alegremente.

¿No te dan ganas de intentar poner un poco más de alegría en tu día después de haber visto estas imágenes? ¡Venga! Te animamos a que cargues tu cara con una gran sonrisa y se la pegues a todos los que puedas.

¿Qué piensas de la gente «inmadura»? ¿Crees que madurez es sinónimo de seriedad? ¿Eres como nosotros, y te gusta desprender alegría? ¡Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram!

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: Difundir