El amor propio es algo muy importante, y es de esas cosas que literalmente sí que nos definen a nosotros mismos, ya que puede convertirnos en personas confiadas, más capaces, valientes y en muchas ocasiones, cercanas al éxito.

Y es que aquellos personajes públicos que han triunfado en esta vida, al igual que todos, son humanos y tienen sus defectos. Pero al estar en una posición en la que son expuestos constantemente, necesitan ser fuertes y capaces de aceptarse a sí mismos por completo, o al menos, que lo parezca.

Este es el caso de los 10 famosos que os presentamos a continuación.

Kate Hudson

La actriz, lejos de acomplejarse de tener orejas sobresalientes, las luce como un rasgo distintivo que la hace realmente única; de hecho, hace poco se cortó el cabello con tal de resaltarlo aún más.

Natalie Dormer

La conocida actriz tiene una parálisis facial que afecta a uno de los lados de su cara, la cual destaca más cuando mantiene una expresión relajada. Cuando se dio cuenta de que con una amplia sonrisa hace que apenas sea perceptible, encontró una razón más para hacerlo.

Pero no se acompleja en absoluto, sino que por el contrario, utiliza su defecto para darle a su expresión un toque interesante, al igual que consiguió George Clooney, quien se encontró con el mismo problema.

Denzel Washington

El artista se rompió el dedo meñique durante su juventud, y al no haberse tratado correctamente, este quedó deformado. En la actualidad no se molesta especialmente en disimularlo, y la historia es de conocimiento público. Además, nada le ha impedido actuar en numerosas escenas de acción.

Paris Hilton

Son muchos los famosos conocidos por tener deficiencias físicas notables en los ojos,  pero una de las que mejor lo llevan es Paris Hilton, quien se ha adaptado perfectamente a su situación, y conoce sus ángulos para las fotografías. Es por esto que siempre aparece del mismo perfil.

Joaquin Phoenix

Este hombre siempre da mucho de lo que hablar, pero desde luego, lo primero fue al nacer, ya que apareció con el labio leporino. Luego de una importante operación, quedó con la cicatriz que lo ha marcado de por vida, y que le caracteriza como alguien único.

Jennifer Garner

No se trata de tener los «pies feos» o descuidados, simplemente uno de sus dedos meñiques ha quedado montado, como una deformación de nacimiento, al contrario de lo que pueda parecer. Aunque lo más común es que este rasgo se desarrolle luego de años utilizando calzado estrecho.

Daryl Hannah

A la conocida actriz de títulos tan sonados como Blade Runner, 1,2,3, Splash, y Kill Bill, le falta una de las falanges de sus dedos, y no es que se moleste en ocultarlo, pero ciertamente es un detalle tan pequeño que cuesta verlo.

Forest Whitaker

Este es otro de los casos más destacables de famosos que saben aceptar sus defectos, Whitaker tiene pendiente una cirugía para el párpado, pero se lo toma con calma. Supo convertir su falla en lo que ahora es prácticamente su tarjeta de visita.

Kylie Jenner

Cuando era más joven, Kylie se hizo una grave herida en la pierna, y tras el tratamiento se tuvo poco en cuenta la estética resultante, por lo que aun a día de hoy, carga con una cicatriz que no se molesta lo más mínimo en tapar.

Tina Fey

Tina fue atacada por un extraño cuando tenía tan sólo 5 años. Sufrió un corte que recorría desde la parte inferior del labio hasta lo alto de la mejilla, dejando visible una gran cicatriz, que cualquiera, con más miedo, y menos autoestima, no habría dudado en cubrir. ¡Muy bien por ella!

¿Qué os ha parecido el artículo? ¿Tenéis algún rasgo que os haga sentir únicos? ¡Os animamos a que nos lo contéis todo en los comentarios en Facebook e Instagram!

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuente: Difundir