Lady Gaga es una especialista en lo que a levantar miradas indiscretas se refiere. Si hacemos un poco de memoria, podremos recordar el polémico ‘traje de carne’ que lució en los Premios MTV 2010, el vestido rojo de látex que se calzó para visitar a la reina Isabel II, o famosísimo conjunto de encaje rojo que le dejó a Eminem la cara más rara que le hemos visto en toda su carrera.

No importa qué pasarela o entrega de premios sea, Lady Gaga ya nos tiene acostumbrados a sorprendernos una y otra vez con algunas de sus más maravillosas creaciones.

Pero es que claro, en su papel en A Star is Born (su debut en el cine), la cantante aparece totalmente desnuda… tanto a nivel de ropa, como a nivel de maquillaje. En todas las escenas que la vemos, está con un aspecto de lo más natural que, al ser ella quién es, se nos hace muy raro.

Stefani Germanotta, nombre real de la maravillosa artista, aparece en esa cinta sin ningún tipo de vestido raro, tampoco lleva lentillas de colores y, sobre todo, no lleva nada de maquillaje extravagante.

La cosa es que, de la forma en la que sale en la cinta, es casi imposible reconocerla y esto es algo que se ha hablado mucho desde el estreno de la misma. ¿Habéis visto el póster al menos? Si es que parece otra persona.

¿A qué se debió todo esto? Pues a que Bradley Cooper, el director de la cinta, le sugirió a Gaga que no usara maquillaje en toda la cinta (a excepción de algún momento puntual que el guion lo pedía, claro).

Cooper explicó en una entrevista promocional que, el objetivo de dejarla sin maquillaje, no era nada más que mostrar una visión ‘más fresca’ de ella, ya que tenía que ser cómo era su personaje en la ficción.





Él quería que la actriz protagonista se mostrase, a falta de una palabra mejor, normal. Y eso tiene sentido, ya que se supone que Ally es una estrella sin descubrir. Sin embargo, Gaga, sin ningún tipo de dudas, no es una persona ‘común’, por lo que al parecer le llevó algo de tiempo adaptarse a los requisitos del papel.

En su prueba de pantalla para la película, Cooper le pidió a la cantante que se quitara todo el maquillaje para poder estar «completamente abierta», algo que aparentemente la hizo sentir bastante incómoda (es lo que tiene la falta de costumbre).

Al parecer, esto le costó muchísimo a Lady Gaga y se cuenta que, incluso, llegó a haber algo de ‘contrabando de maquillaje’ en el plató de rodaje… pero Bradley se mostró completamente inflexible con este requisito.

«Esto me puso en el lugar correcto, porque cuando mi personaje habla de lo fea que se siente, eso fue real», explicó. «Soy tan insegura… Me gusta predicar, pero no siempre practico lo que predico».

Cooper, por su parte, también confesó que él también le debe gran parte de la película a Gaga, ya que no se animaba a cantar y fue ella quien lo ‘obligó’ a hacerlo mientras cenaban en su casa.





A Star Is Born Tiff18_1 GIF by TIFF - Find & Share on GIPHY

«Lo siguiente que sé después de comer pasta es que cantamos en su sala de estar», reveló Cooper a Conan O’Brien en otra entrevista.

«Fue una locura y ella dijo: ‘¿Alguna vez alguien te ha escuchado cantar?’ Le dije: ‘No’ y ella me dijo: ‘Bueno, vamos a grabarlo’. Así que lo grabé en mi teléfono y en realidad fue uno de las primeras grabaciones que hice. Cuando estaba tratando de convencer a Warner Brothers de hacer la película, les mostré ese vídeo».

A Star Is Born GIF - Find & Share on GIPHY

Así pues y, por lo que podemos ver, esta cinta no ha sido solo transformadora para los que la hemos podido ver, sino que, para sus protagonistas, también resultó de lo más ‘terapéutica’.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta anécdota? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).