La familia Kardashian tiene muchos aspectos que la caracterizan, desde la cantidad de mujeres que forman parte de ella hasta los traseros que todas ellas gastan. Pero, sin duda, una de las cosas que más destacan de todas ellas es lo mucho que han cambiado con el paso de los años.

Con ello, no nos referimos al envejecimiento natural que provoca el paso del tiempo, sino al hecho de que, la mayoría de ellas, han pasado por el taller de chapa y pintura (es decir, por un centro, o varios, de cirugía estética).

Todos somos conscientes de ello, pero no es hasta que no vemos una foto antigua de alguna de las Kardashian, que nos damos cuenta de lo mucho que han cambiado.

Hablamos de todo esto porque, recientemente, Kim Kardashian ha subido una foto en sus redes sociales donde sale en la playa con su hermana y luciendo bikini.

La foto en cuestión es de hace 24 años, pero la realidad es que la que sale en la foto no parece Kim, sino otra persona completamente diferente. De hecho, en cierta medida nos recuerda mucho a esos programas donde arreglan coches y, cuando terminan, el vehículo antiguo es absolutamente irreconocible.

La captura nos ha dejado a todos con la boca abierta debido a que la matriarca de las Kardashian aparece con solo 13 años junto a su hermana Kourtney, que tiene uno más que ella.

En ella, se las ve a las dos jugando en la orilla de la playa y, aunque Kourtney muestra todo su cuerpo, Kim lo tiene casi todo sumergido en el agua. Sin embargo, deducimos que, seguramente, no tenía el cuerpo que tiene a día de hoy, tanto por el inexorable paso de los años como por los múltiples retoques que todos sabemos que se ha hecho.





Como es lógico, la imagen ha encantado a todos sus fans que le han dado al botón de “like” como si no hubiese mañana y ha llegado a los dos millones de “me gusta” en solo un día llenando los comentarios de piropos y mensajes positivos hacia las dos hermanas.

En cualquier caso, seguramente la siguiente foto que suba Kim no sea una tan nostálgica y nos vuelva a deslumbrar con alguna imagen de su cuerpo despampanante. Sin embargo, y por muchas cirugías y retoques que se haya hecho, resulta gratamente sorprendente que la famosa no se avergüence de sí misma y de su cuerpo en el pasado dejando claro que, por mucho que haya querido someterse a varios cambios, no quiere ocultar quién ha sido y, en definitiva, quien es.

A vosotrxs, ¿Qué os parece “la Kim Kardashian joven” que aparece en la foto? ¿Creéis que se ha pasado con los retoques que se ha hecho? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 





Fuentes: lavanguardia