Con el paso del tiempo, nos damos cuenta de lo absurdo de algunas leyes, y creemos que se van creando nuevas que pueden ser aun peores. Esto a veces nos hace preguntarnos cual es realmente la finalidad de algunas de ellas. Y nosotros os traemos hoy algunas prohibiciones que aquí por ahora ni se contemplan.

1Recoger conchas en Tailandia.

Aunque es algo que aquí se ve como perfectamente normal, en Tailandia está penado con multa en incluso meses de cárcel. Y es que aquí no lo tenemos demasiado en cuenta, pero cuando millones de personas se dedican a recoger conchas (aunque estén vacías y secas) de la playa, esto empieza a afectar considerablemente al ecosistema.

Igual que Tailandia, en Australia, las leyes también protegen sus playas. Quizá nosotros también debamos empezar a plantearnos hacer algo por las nuestras.

2Decir palabrotas en Australia.

Con el supuesto motivo de conseguir una sociedad más educada y cívica, las autoridades australianas del estado de Victoria, ahora tienen permiso para multar en la calle cuando alguien utilice un lenguaje que se considere «impropio».

Aquellos que se oponen a esta ley, la consideran un linchamiento contra los jóvenes y aquellos que son menos pudientes.

3Robar wifi en Singapur.

Robar wifi en Singapur se considera como un ataque informático, ya que allí nadie entra en una red que no es suya por necesidad. ¿Por que? Pues porque cuentan con una red wifi pública a nivel nacional, y todo el mundo tiene derecho a ella de forma gratuita tras enviar sus datos.

Puedes ganarte hasta tres años de prisión por esto.

4No llevar el pasaporte, o importar algunos medicamentos en Japón.

Si tienes pensado hacer un viaje al país nipón, que últimamente está tan de moda, debes asegurarte de llevar encima el pasaporte durante toda tu estancia, ya que si te piden la identificación y no la tienes, puedes acabar hasta 23 días recluido en prisión.

También debes tener en cuenta que allí hay multitud de químicos que forman parte de la composición de muchos de los medicamentos que aquí resultan comunes, por lo que te aconsejamos que te informes sobre esto antes de ir, y que te vayas acostumbrando a curarte los resfriados con zumo de naranja.

5Llevar semillas de amapola en Dubai.

De hecho, esto funciona en muchas localizaciones de los emiratos árabes. Y es que resulta que las semillas de amapola son una fuente potencial del opio y heroína, y por lo tanto, una sustancia prohibida.

Hubo un caso que se volvió bastante reconocido, en el que un hombre suizo fue arrestado por llevar semillas de amapola en la ropa, él aseguraba que antes de coger el vuelo, había tomado un tentempié que llevaba pan de semillas.

6Dab en Arabia saudí.

Se relaciona el conocido gesto con el consumo de drogas duras. por lo que te arriesgas a un arresto por apología al consumo de sustancias ilegales.

7Alimentar a los indigentes en Estados Unidos.

Estas obras de caridad están penadas si no se ejercen con cierta regulación, ya que primero necesitas una permiso especial para tener permitido ejercerlas, y además debes hacerlo en lugares preparados para ello, como centros de ayuda o zonas específicas en las que sí está permitido.

8Escupir en Florida.

Ciertamente, escupir en lugares públicos es un gesto que está realmente mal visto, pero en Florida han llegado a tomar directamente cartas en el asunto.

Desde 1944, en Lakeland, está prohibido cometer este «delito», y no han sido pocos los que se han presentado ante la ley por este motivo.

¿Cuántas de estas leyes habrías incumplido ya? ¿Crees que podrías vivir limitándote por alguna de ellas? ¡Cuéntanos todo en los comentarios de Facebook e Instagram!

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: Genial.Guru,  Marcandoelpolo,  BBC,  Aussieyoutoo.