A todo cerdo le llega su San Martín, de la misma forma que a nosotros y a las diferentes etapas de nuestras vidas. Y es que en algún momento tenemos que aprender que crecer es algo inevitable, y hoy os vamos a recordar ese hecho de la forma más divertida y nostálgica.

Ya no son los 90, y los que entonces éramos niños que sólo pensábamos en jugar sin muchas más preocupaciones, soñábamos con todos estos juguetes y regalos que ya no venden porque se han quedado tan viejos COMO TÚ Y COMO YO.

1Los patines de plástico

Estos cacharros eran casi para profesionales; las ruedas de plástico funcionaban mejor si tu perro te las había mordido ya. Esta mierda crecía contigo y te perseguía para lo que creías que era el resto de tu vida, hasta que la última talla ajustable se te quedaba pequeña, y entonces los pasábamos ya rotísimos a tu hermanx pequeñx.

2El Mangual de Barbie

Se supone que era para «saltar a la comba» sin comba, y con un juguete nuevo y diferente para que tus padres te comprasen otro cacharro más y que lo tuvieras tirado por la casa, pero en realidad todos sabemos que lo ibas a utilizar para pegarle a alguien.

3Magia negra embotellada

Nadie sabe qué llevaba esto realmente, daba miedo y hambre casi a partes iguales, y te podía hacer creer que tu muñeco estaba vivo en realidad. Entre esto y los muñecos que cerraban los ojos al tumbarlos, ya éramos felices con nuestro «niño de verdad».

4El padre de los Ipads

Tal vez se parezca más a un kit de «tu primera Cintiq» que a un Ipad, pero la cuestión es que tenía ese aire de mandala, ya que tenías que aceptar que para seguir creando, tenías que borrar y no dejar ningún rastro de tu obra anterior. Esto creaba muchos artistas, muertes y autocríticos.

5El hada-Beyblade-volador

Todos los que teníamos este juguete hemos intentado lanzar el hada desde el punto más alto posible, muchas veces a escondidas de nuestros padres, desde lo alto de un tobogán, hasta el hueco de la escalera, para deleite de los vecinos.

6El Jodetobillos3000

Estos patinetes nos endurecieron los tobillos, y toda la generación de los niños de los noventa podemos partir almendras con ellos. Estamos curtidos y somos gente mu’ recia. Todo gracias a esto.

7Laser Tag

El plan con tus amigos podía volverse increíble si teníais unos cuantos de estos. Las partidas que os marcáis ahora con el airsoft son nada en comparación a esta maravilla. Y dolía menos, a menos que te tirase alguien la pistola.

8La mejor Gameboy

Nos dejaba tan embobados con los juegos, como simplemente viendo cómo es por dentro. Y es que la belleza va a ser verdad que está en el interior.
Este año poca gente se acordará de ella, teniendo en la lista de regalos la switch y el Smash…




9La mejor alfombra del mundo

Tus padres sólo te la compraban si te querían de verdad… Por eso los que la tenían eran todos tus primos y amigos.

10EL PERROBOT

Si tus padres no querían tener mascotas de verdad, esta se convertía en tu última opción para ser un niño feliz en los 90, aunque por desgracia no te servía de excusa para decir que tu perro se había comido tus deberes.

¿Echas de menos alguno de estos juguetes? ¿Cuáles tuviste? ¿Cuál era tu favorito? Cuéntanoslo todo en los comentarios y lamentémonos juntos de nuestra vejez.

Si os ha gustado este artículo, recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros muy similares que son igualmente entretenidos, graciosos y perspicaces, siempre llevando nuestra humildad como bandera.

Fuentes: BuzzFeed