Cuando estás terminando una relación, es habitual que ninguna de las dos partes quiera acabar en malos términos con alguien con quien ha compartido una etapa de su vida. Y a veces, eso se ve traducido en pensar que hablar con tu ex mediante redes sociales y mantenerse al día mutuamente es una buena idea, pero no siempre es el caso. Si las cosas terminaron de un modo amigable, existe la tentación de volver a cómo estaban las cosas. Y si no, te verás tentado/a a seguir lo que estén haciendo ahora.

El asesor de relaciones y terapeuta de Gestalt Clinton Power explica que «el uso de las redes sociales es un arma de doble filo. Mientras que puede fortalecer las conexiones sociales entre amigos y dar profundidad a una relación romántica mediante la interacción continuada a pesar de la distancia física, el uso constante de las redes sociales hace que una posible depresión empeore y daña tu bienestar general

Con la capacidad de las redes sociales de rastrear todos nuestros movimientos, hablar con tu ex o continuar siguiendo sus perfiles parece un acto racional. Pero la ciencia nos explica por qué es una mala idea, y por qué necesitamos salir de la vida social de nuestro/a ex.

4 razones por las que deberías evitar a tu ex en las redes sociales (según los psicólogos)

1. Falsas esperanzas

La gente comparte todo tipo de cosas en las redes sociales, pero la mayoría de cosas que comparten son cosas buenas. Eso significa que vas a tener una visión muy limitada de tu ex, solo la parte buena. Quizá empieces a sentir una falsa esperanza de que las cosas han cambiado y ahora no sería una mala pareja para ti, incluso si antes lo era.

Los estudios muestran que las personas que continúan siguiendo a sus ex parejas en las redes sociales como Facebook son más propensas a establecer contacto de nuevo e intentar seguir manteniendo una intimidad. Eso puede llevar a falsas esperanzas de que las cosas van a funcionar entre vosotros incluso si vuestra relación estaba llena de problemas.

La psicóloga y escritora Jill Weber explica que «si tu relación ha terminado, ha terminado. Lo que tenías con tu ex ya no existe. Continuar la conexión significa seguir con la esperanza de que en algún universo alternativo hay una posibilidad de que tú y tu ex podáis volver a estar juntos y ser felices. Como resultado, terminas viviendo a base de momentos de intimidad.»

2. Acechar en las redes sociales puede llevar a acoso en la vida real

La mayoría de la gente piensa que mirar las redes sociales de su ex no es para tanto, y que no hace daño a nadie. Que el conocimiento de la vida de otro no puede ser dañino.

Eso podría ser verdad, si no hubieran estudios que confirmaran que la gente que acecha en las redes sociales a menudo llevan ese comportamiento al mundo real. En lugar de navegar por perfiles en redes, terminan encontrándose «accidentalmente» porque saben a dónde irá su ex ese día, o llevando regalos para intentar volver juntos.

«Entendemos lo que es ser acosado cuando eres famoso, pero yo argumentaría que hoy en día todos somos figuras públicas, todos tenemos un perfil en las redes sociales y todos corremos el riesgo de que individuos se obsesionen en lo que podamos representar. […] El acoso se define con una obsesión con otros, y si ponemos demasiada energía en otra gente en las redes estamos arriesgando desarrollar comportamientos muy difíciles en ese sentido,» explica la Dra. Emma Short, experta en ciberacoso.

3. Un largo período de recuperación

Hay toda clase de «métodos» que intentan determinar cuánto tiempo se tarda en recuperarse de una ruptura. Pero como todos sabemos ya, puede llevar mucho o muy poco tiempo. Depende del tiempo juntos y de la profundidad de la relación, junto con otros factores que determinan el tiempo que puedas terminar necesitando. Pero seguir mirando las redes sociales de tu ex puede incrementar ese necesario tiempo de recuperación.

La psicóloga Yvonne Thomas dice: «Desde el punto de vista de la salud mental, no debes seguir a tu ex en las redes porque no puedes tener una ruptura genuina y limpia y seguir adelante si aún estás presente en la vida de tu ex, aunque sea a través de las redes sociales

4. Incrementa la depresión

A fin de cuentas, seguir la vida de tu ex en las redes sociales no le sienta bien a nadie. La ciencia nos muestra que la gente que tiende a acechar a sus ex en las redes sociales también son gente que tiene un riesgo más grande de depresión. Recordarte constantemente una relación que ha terminado es una gran manera de causarte ansiedad que no necesitas.

«Tanto psiquiatras como psicólogos cuentan que hay una relación clara entre redes sociales y depresión desde que se ha convertido en uno de los mayores medios de comunicación. La adicción lleva al aislamiento social, ya que los usuarios se ocupan de pasar su tiempo en el entretenimiento propio y esquivando sus actividades diarias,» dice la psicóloga clínica Dolly Habbal.

Cualquier psicólogo/a te dirá que no necesitas hacer un seguimiento de tu ex, y que hacerlo solo aumentará la posibilidad de causarte ansiedad y depresión, incluso haciendo más difícil que tires adelante hacia otra relación.

Conclusión

El seguimiento excesivo de alguien en las redes sociales no es bueno para ningún involucrado. Para la persona que lo hace, puede causar problemas a la hora de seguir adelante después de la ruptura y puede empeorar una posible depresión.

Para el/la ex, puede ser incómodo e incluso amenazador. Permitirte a ti mismo/a dejar ir a tu ex y dejar de seguirlo/a en las redes sociales ayudará que las cosas se muevan hacia adelante de forma natural, y os permitirá a los dos una recuperación sana.

Llegará un punto en el que estés preparado para una nueva relación.

A vosotrxs, ¿qué os parecen estos consejos? ¿Os sentís identificados con alguna de ellos? ¿Os han ayudado en algún aspecto de vuestra ruptura? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 



Si os ha gustado este artículo, a demás, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuente: powerofpositivity.com