Miley ya había hablado en público sobre la que fue su gran adicción, dejando claro que, desde el pasado verano, ella misma se había decidido a dejarlo y se propuso mantenerse «limpia».

Ahora, la cantante de 26 años de edad, ha confesado que ha vuelto a consumir marihuana de nuevo, esta vez, a causa de su madre, Tish, de 51 años. Y es que por lo visto ha empezado a fumar, esta vez acompañada por ella.

Cuando fumaba, anteriormente, también la acompañaba su progenitora, empezando poco a poco y en situaciones esporádicas. Ahora, es quien la ha vuelto a meter en esto, una vez más, tan sutilmente que ni se ha dado cuenta.

«Cuando trabajo colocada, no creo que pueda funcionar de la forma más inteligente, ni siendo consciente del presente; por lo que no fumo en el trabajo».

La confesión llegó antes de que el propósito de «desintoxicación» llegase siquiera a un año, cuando la cantante, anteriormente conocida por su papel en la serie infantil de la franquicia de Disney, le contó lo propio al diario The Sun.

El pasado septiembre, ella dio a conocer sus intenciones de mantener su «cabeza limpia» para poder centrarse más y mejor en su trabajo, y poder dar lo mejor en su nuevo álbum musical «Younger now».

La cantante de «Wrecking Ball, había comentado anteriormente que el consumo de drogas le afectaba a nivel de la energía que sentía, además de obstaculizarle durante las actuaciones. Dijo lo siguiente: «No me permite tener toda la energía que me gustaría tener para enfocarme en mi trabajo, y realmente quiero hacer música que no se vea afectada por eso«.





«Para mí, quiero tener la cabeza limpia».

En el late night show de Jimmy Fallon, ya había dejado caer que no conocía a nadie que consumiese tanto como ella misa.(Y eso que conoce a Snoop Dog).

La situación se ha visto también relacionada con el estrés causado por los desastrosos incendios que se dieron no hace mucho en Malibú, dejándo devastada la que era su residencia principal.

Ahora mismo, aunque Miley se encuentra ocupada, promocionando Nothing Breaks Like a Heart, ha valorado mucho uno de los mejores consejos que le han dado, esta vez, por parte de su padre.

«Mi padre siempre ha dicho: La vida es una serie de ajustes»

A veces no entendemos algunos de los consejos que nos dan nuestros padres, hasta que tenemos que enfrentar las situaciones de cara, y es que todas estas enseñanzas vienen de experiencias previas. Y es que, es como muchos padres dicen: «A la cárcel vas a ir a robar». La joven ha confesado que es ahora cuando ha comenzado a entender el significado de las palabras de su progenitor.





Entendemos que su vuelta al consumo de drogas esté relacionada con la relación que tiene con su madre, y que esta la ha incitado, pero también queremos destacar que fumar, sigue siendo una decisión, que aunque se haya visto afectada por el comportamiento de su madre, no la hace responsable, ni culpable de nada. Lo que sí que es cierto, es que como madre, habría estado bien que respetara la decisión de su hija de desintoxicarse y apartarse de las drogas.

¿Qué piensas tú de todo esto? ¿Crees que es normal que su madre la incite a fumar? ¿Crees que hay mucha diferencia entre el trabajo que ha hecho estando «limpia» y el que hacía antes de ello? ¡Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram!

Si os ha gustado este artículo, recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros muy similares que son igualmente entretenidos, graciosos y perspicaces, siempre llevando nuestra humildad como bandera.

Fuente: DailyMail