La vida, en ocasiones, es bastante complicada para muchas personas. Cada uno tiene sus propios problemas, simplemente que hay quien los llevan mejor… y otras que lo llevan peor. Pero, como bien veremos hoy, a quien lo sabe superar de modo satisfactorio. Esfuerzo y concienciación; esa es la receta que nos da nuestra protagonista de hoy. Tenía una serie obsesión con el maquillaje y aquí nos explica toda su dramática historia.

adictaalmaquillajealnatural

La protagonista es una joven mujer que, tras sufrir una grave adicción al maquillaje, consiguió poder mostrarse en público ‘al natural’.

adictaalmaquillajealnatural1

Amy Robb, de 24 años, solía levantarse a las 4:15 de la mañana para maquillarse antes de ir al trabajo. Su obsesión llegaba a tal punto, que no dejaba que su novio la viese ‘al natural’ a pesar de llevar juntos 5 años.

adictaalmaquillajealnatural2

Graduada en psicología, Amy ha llegado a intentar suicidarse hasta en tres ocasiones y ahora admite que dejar el maquillaje le ha cambiado la vida.

adictaalmaquillajealnatural3




Su adicción empezó cuando tan solo tenía 13 años, su constante inseguridad en sí misma la llevó a sufrir una gran depresión que la hacía sentir ‘indigna y asquerosa’.

adictaalmaquillajealnatural4




Pero después del último diciembre y tras salir de su segundo internamiento en un centro psiquiátrico, Amy dejó de lado su obsesión y ‘abrazó’ su parte más ‘natural’.

adictaalmaquillajealnatural5

Ahora se siente cómoda en su propia piel, pero llegar aquí le supuso un dificultoso camino.

adictaalmaquillajealnatural8

La joven, en una reciente entrevista, confesaba que también tuvo que luchar contra la anorexia.




adictaalmaquillajedramaticahist

«Me enfurecía pasar tanto tiempo maquillándome, pero sentía que tenía que hacerlo. «Y es que también perdía mucho tiempo quitándomelo. Honestamente, era una pérdida de tiempo. Me sentía indigna y asquerosa sin el maquillaje. Era capaz de evitar un espejo si no estaba maquillada».

adictaalmaquillajealnatural10

«Fui internada porque sabía que era el mejor lugar para mí en ese momento. No salía de casa en meses, no quería estar rodeada de personas. Sabía que tenía que ir ahí para estar mejor conmigo misma».

adictaalmaquillajedramaticahist2

Pero Amy es, hoy en día, la prueba de que se puede salir de las obsesiones. Que lo que no te mata, al final, te hace más fuerte.




adictaalmaquillajealnatural12

A [email protected], ¿qué os ha parecido esta historia de superación? Dejádnoslo en los comentarios del Facebook.