Reír es un buen ejercicio, y resulta aún más sano, y a veces más divertido cuando lo hacemos sobre nosotros mismos. Nos hace más fuertes, más confiados y aumenta el amor propio.

¡No hay nada como reconocer nuestros defectos antes de que lo hagan los demás!.

Esto es lo que nos enseñan estas 15 personas que hemos encontrado en la red.

1Puedes taparte las cicatrices, o puedes mejorarlas.

 

Lejos que querer esconder esta cicatriz, después de un arreglo estará encantadx de enseñársela a todo el mundo. Todo se trata de sacar la mejor versión de uno mismo.

2Si quieres que cuando alguien desbloquee tu teléfono se sienta observadx.

Nunca te cotillearán tus cosas sin antes sentirse fatal por ello. No es una medida de seguridad tan buena como te pueda parecer estando borracho.

3El pack completo.

“A mi edad, ya no soy un bombón, sino un ‘Happy Meal’: voy con juguetes y niños”.

Esta chica deja claro con humor sus prioridades, así ya sabes lo que hay. ¡Es perfecto!

4Una “cenicienta” con recursos.

“Perdí mis zapatos mientras bailaba. Eso no me detendrá. ¡Oh, encontré un reemplazo!”.

Nos gusta mucho más esta historia, y pensar que su zapato también pueda tenerlo ahora otra persona.

5El vaso está lleno.

 

“Si te gusta el agua, entonces ya te gusta un 72 % de mi”.

Esta chica sabe cómo sacar lo mejor de ella en cualquier momento. No le podrás negar que tiene toda la razón del mundo.

6El hombre que lo clavó con el look navideño.

 

Es lo más navideño que vas a ver en tu vida.

Eso sí, nadie quiso hacerse fotos con él para evitar que los relacionen.

7Un genio de la cocina.

-¿Cómo te gusta la pasta?

-Negra, como mi alma.

-No se hable más.

8Eh, mira, un cerdo de incógnito. 

Pocos policías se encuentran con este sentido del humor… ¿habrá perdido una apuesta?

9Jaque mate a los habitantes locales

 

“Turistas, váyanse a casa”.

Igual no han terminado de entender el mensaje, pero ¿Y lo bien que se lo pasan?.ç

10“Aquí no se tira nada.”

Buscaba cobre, y encontró oro.

11El ángulo de papada es de novatos.

“Echa tu cabeza hacia atrás, coloca tu cara en el cuello y la barbilla sobre tus cejas. Pesadilla lista”.

Hacerse selfies horribles es un arte muy incomprendido que solo unos pocos virtuosos saben disfrutar.

12Un mensaje útil.

“Estás aquí”.

Puede ser una indicación inútil, o un mensaje profundo. Todo depende de cuanto tiempo te quedes mirándolo.

13Hay quien sólo te quiere por el dinero.

 

Tendrá mucho dinero, pero tiene aún más sentido del humor.

Una joya este hombre, una joya.

14“Yo, un segundo antes del secuestro, año 1984”

Por las caras, en realidad, nunca sabremos quién secuestró a quién; si el payaso al niño, el niño al payaso, o la calabaza a los dos. Todo un misterio.

Todas estas personas merecen un gran reconocimiento por su fuerte sentido del humor y la valentía (y poca vergüenza) que han demostrado para ser capaces de hacer públicas estas fotos.

¿Serías tú capaz de hacer algo así? ¿Has tenido alguna situación parecida? Déjanoslo saber en los comentarios, y si hay fotos, mejor que mejor.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).