La actriz Jameela Jamil, conocida por su papel en la serie The Good Place, es una de las mujeres más vocales en su activismo en las redes sociales. Uno de los temas que más ha expuesto xon sus cuestiones con su propia imagen y su lucha contra un trastorno alimenticio. Sus últimos tweets sobre por qué el Photoshop en los medios de comunicación deberían ilegalizarse se han hecho virales rápidamente.

Arrugas

Jamil usó portadas de revista de actores y actrices por encima de la edad de 50 para ilustrar su argumento: el retoque de fotografías se ha convertido en una arma contra la mujer.

“Un ejemplo de Photoshop siendo usado como arma contra la mujer: Así es como representamos a hombres a sus 50 años de edad y a mujeres a sus 50 años. Mirad la diferencia. Los hombres que envejecen son atractivos en HD. Las mujeres no deberían atreverse a envejecer. Los hombres pueden celebrar lo inevitable, nosotras debemos temerlo.

“Estamos haciendo que la gente sea prácticamente alérgica al mero hecho de ver atributos normales en un ser humano. Esto solo puede terminar mal”

Las portadas que Jamil usó para ilustrar su argumento, que os mostraremos a continuación, muestran a los actores y actrices Josh Brolin, Nicole Kidman, George Clooney y Sandra Bullock, todos alrededor de los 50 años de edad.

Josh Brolin en la portada de Men’s Journal. Como indica la actriz, podemos apreciar que las arrugas siguen ahí.
En comparación, la fotografía de la actriz Nicole Kidman para la revista Tatler ha sido desprovista de la mayoría de signos de la edad.
Aunque se trate de una portada de 2008, George Clooney tenía a sus espaldas 47 años de edad.
Una vez más, vemos a una actriz de 54 años, en este caso Sandra Bullock, retocada para no mostrar ningún signo de envejecimiento.

Los efectos secundarios del Photoshop

Photoshop se usa a menudo en publicidad y revistas de manera discriminatoria, sea por edad, masa corporal, raza, diversidad funcional o género. Y hace más bien que mal. Estamos haciendo que la gente sea prácticamente alérgica al mero hecho de ver atributos normales en un ser humano. Esto solo puede terminar mal”.

Jamil, quien no quiere fotos suyas retocada por Photoshop, explicó que la práctica no sólo es dañina para su audiencia sino para su propia imagen.

“No he rechazado que se retoquen todas las fotos mías porque sea algún tipo de mártir para la mujer, lo hago por MI salud mental, para no pararme una trampa a mí misma cuando me mire al espejo después de ver un avatar perfecto alterado digitalmente. No quiero la presión o el escrutinio.”

A vosotrxs, ¿qué os parecen los argumentos de la actriz? ¿Estáis de acuerdo? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis encontrar otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuente: Mashable