Todos conocemos la campaña de Durex que lo petó hace unos años, con fotografías de niños desastrosos que le quitarían a cualquiera las ganas de ser padres. Y es que ahí está gran parte de la gracia de los anticonceptivos, en ahorrar todos los disgustos que nos provocarían unas miniversiones de nosotros mismo exponencialmente más diabólicas.

Os dejamos estas 18 imágenes de niños que matarías…por no tener nunca.

Lo que pasa si le pides que te traiga algo.

…O si se te ocurre decirle que se vaya a jugar él solito tranquilo.

Aunque lo pilles…

Luego todo lo vas a tener que limpiar TU.

Son increíble-

*mente problemáticos. Y todo lo que hagan será indirectamente culpa tuya.

No es que los vecinos sean quejicas.

Es que tu hijo es satán, y grita como un cantante de death metal.

El día del bebé en el tabajo.

Inténtalo si te atreves. Con lo barata que sale en salud una guardería… o los condones.

Busca un exorcista.

Esto ya lo vimos en alien y sabemos que no va a acabar bien.

“¿Tienes juegos?”

Maldito el día que le enseñaste la tablet. Si aun no es tarde para ti, protégete a tí y a tus dispositivos móviles.

Todo esto

Va a terminar convirtiéndose en muñecos de tutoriales de DIY. No querrás que la gente piense que tu hijo está en situación de abandono cuando le vean los calcetines desparejados puestos…

Le dan color a tu vida.

Literalmente. Y te aseguramos que por muy bonito y poético que suene, no es lo que quieres.

Las rabietas de súper.

¿Serías tú ese padre/madre que no le dice nada cuando la lía en público?

Mejor que no te ayuden.

Ten cuidado con lo que deseas. Esto es o que pasasi le pides que te ayude alavar la ropa… es como un universitario elevado a 10.

Uno ya era multitud…

Tres ya no nos lo queremos ni imaginar. Y nunca vas a saber quen es el peor hasta que sea demasiado tarde.

Adaptar la casa…

Para sobrevivir a ellos. Aun así, nunca será suficiente.

No sabemos

Si lo que metió al microondas fue un huevo o la cabeza…

Cuando te piden comida.

Solo por hacerte buscar y luego cargar con ella entera el resto del día, porque sería una pena tirarlo y no eres el dueño del súper.

Son unos maestros del disfraz.

Parecen niños, pero son puros demonios. O dobles de la película “Carrie”.

Cuando piensas que ya todo va a mejor…

“Se pone malito.”

Saben dejar huella.

Y encima los vas a querer. Que es lo peor de todo.

Esto ha sido todo lo que hemos sido capaces de soportar mentalmente. Y sentimos una profundísima admiración y pésame hacia aquellxs valientes que se han atrevido a dar este importante paso en su vida, y que ahora cuentan los días como los condenados a perpetua para que llegue el día en que puedan ser adultos de bien y abandonen el nido.

Os deseamos que disfrutéis lo que os quedará en el ocaso de vuestra vida. LIBERTAD

¿Os véis como padres en un futuro?¿Tenéis fobia a los niños como todo adulto de a pie? ¿Qué pensáis de tener hijxs? ¡Contádnoslo todo en los comentarios!

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).