Después de que la formación de Abascal consiguiese doce escaños el pasado domingo, se han disparado multitud de opiniones en las redes sociales, debido a la controversia generada por el programa de ultraderecha de Vox.

Una de las que han tenido una reacción más viral, ha sido el hilo de Twitter de @JuanitoLibritos, un profesor andaluz, que se reconoce como abiertamente homosexual y no oculta a sus alumnos su alineación política de izquierdas.

En el hilo, el docente se muestra profundamente dolido y desilusionado, hablando de unos exalumnos suyos que él ha identificado como votantes de Vox, en las que serían sus primeras elecciones.

@JuanitoLibritos nos cuenta cómo recuerda a esos chicos, cómo restaba importancia de sus acciones y comentarios, y cómo ahora siente que ignoraba lo que tanto tiempo tuvo delante de sus ojos.

Cada uno de los 11 tuits han sido un bombazo en la red.

Entendemos que como profesor, sentía aprecio por sus alumnos, a quienes califica como personas agradables y de familias honradas.

Afirma que sus alumnos no encajan en el tópico de que solo las personas mayores o incultas acaban votando a la derecha. No hay un perfil limitado para las ideologías.

Recuerda cómo algunas de las actitudes de sus alumnos sí que reflejaban sus decisiones de estas últimas votaciones, pero que él mismo no quiso verlo, ya que los veía como adolescentes, más que como futuros votantes.

Estos chicos compartían el odio hacia la población catalana, algo que ciertamente es común entre muchas de las personas que se identifican como ultraderechistas, además de las exageradas muestras públicas de patriotismo.

El profesor, que ahora pasa a llamar a sus agradables alumnos como “adolescentes fascistas” se muestra dolido por lo que la decisión de estos implica.


En este punto nos cuenta cómo es que ha acabado sintiéndose culpable, y cómo ha decidido que ahora lo mejor que podía hacer era reflexionar abiertamente sobre el suceso en twitter.

Por último, también achaca parte de la responsabilidad de todo esto al desconocimiento político generado por la falta de contenido relacionado en los temarios que se presentan para los cursos de los jóvenes, de cómo las lecciones de historia se quedan tan atrás en el tiempo y pasan tan por encima de lo que nos afecta como sociedad a día de hoy, que estudiarla solo sirve para aprobar exámenes.

¿Qué piensas de todo esto?¿Entiendes que el profesor se muestre abiertamente dolido?¿Crees que los docentes deben ocultar sus inclinaciones políticas?¿Deberían revisarse los contenidos de las asignaturas hacia cosas más útiles en el “mundo real”? Abramos debate en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis encontrar otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).