Cuatro estrenaba nuevo formato el mes pasado, al mas puro estilo de «Ven a cenar conmigo», pero con una vuelta al concepto.

Ahora no se invitan a cenar, sino a la celebración de las bodas de las concursantes. En el programa del día de ayer, las protagonistas fueron Claudia, con su boda filipino-dominicana, Loli, con una boda rociera, Eirin, con una boda celta, y Sara, con una boda ibicenca; a cada cual más extraña y variopinta.

Al final, la boda de Claudia fue, gracias a un banquete de diseño, unos anfitriones atentísimos, y el espectáculo de baile; un éxito, tanto, que fue declarada ganadora, cuando su ahora marido salió de la limusina al final del programa.

La ganadora, al explicar al principio del programa la temática que tendría la celebración de su día más especial, hizo que Loli nos regalase el siguiente momentazo, que es en realidad de lo que hemos venido a hablar.

Y es que Loli no tiene ni idea ni de donde está Filipinas, ni de su cultura, ni nada que tenga que ver con ello. Y ese momento de confusión con los términos nos ha sacado,como mínimo una risilla floja a todos.

Pero lo importante es que todas las novias consiguieron (en mayor o menor medida) sus respectivas bodas de ensueño.

¿Seríais capaces de invitar a unos completos extraños a vuestras bodas por un concurso?¿Estaríais abiertos a probar cosas de otras culturas sin reparos? ¡Contádnoslo todo en los comentarios!

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis encontrar otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).