Muchos recordaréis a Corina Randazzo del famoso reality, Un príncipe para Corina, en el que, de manera divertida, se intentaba juntar a esta guapísima chica con una serie de pretendientes de todos los colores y formas.

Tras el programa, se convirtió en toda una influencer que tiene casi 200.000 followers en Instagram y, de hecho, recientemente ha hecho un preguntas y respuestas a través de Instagram que ha propiciado que revele todas sus “imperfecciones”.

 

La joven argentina ha realizado una serie de publicaciones en las que ha mostrado que es igual que todo el mundo enseñando sus pelos, varices, granos y celulitis.

Pero no solo eso, sino que también ha hablado sobre lo que come, su nueva faceta como influencer y sus posibles intereses amorosos.

Pero, de todos modos, casi todos sus seguidores han obviado la mayoría de preguntas y se han centrado en el tema físico y estético, algo que Corina Randazzo ha respondido con total seguridad y naturalidad acompañándose de una imagen donde muestra su cuerpo.

“Tengo varices, celulitis, granos, pelos… y todo eso que tenemos los seres humanos”.

Después de eso, la segunda cuestión que generó más interés fue cuando le preguntaron por su novio y el motivo por el cual no lo ha “enseñado” nunca.

Él no quiere y, por supuesto, respeto su decisión. Por otro lado, como he dicho muchas veces, no subo toda mi vida a redes”.

En cuanto a su alimentación, Corina ha querido aclarar que no es vegana, pero que, obviamente, respeta todas las opciones.

Respeto y admiro mucho a los veganos, pero no lo soy. No soy de extremos. Desde hace años dejé de consumir ternera y cerdo, sólo como pollo de corral y pescado en pocas cantidades”.

La verdad es que la argentina ha demostrado tener un control perfecto sobre la gestión de sus redes sociales y su vida privada. Es capaz de preservar su intimidad al mismo tiempo que nos ofrece una perspectiva de su vida a través de la ventana de Instagram donde muestra sus viajes, su estilo de vida y donde, sobre todo, disfrutamos de su pasión por el yoga puesto que, su perfil, está plagado de distintas figuras de yoga que, casi siempre, realiza en la playa.

A vosotrxs, ¿qué os parece el cuerpo de Corina? ¿Es tan “imperfecto” como ella dice? ¿Creéis que es positivo que los influencers no nos den una versión de sí mismos demasiado alejada de la realidad? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: telecinco