La reciente gala de Operación Triunfo dio mucho de qué hablar y no por las actuaciones, sino por la polémica generada con el novio de María que, más allá de lo que penséis de él (positivo o negativo) lo que está claro es que es una persona realmente auténtica y peculiar.

Es por eso que los fans de Operación Triunfo han ido a buscar todos esos momentos en los que María hablaba de su pareja, Pablo, durante el programa y los vídeos de sus directos y, la verdad, es que la joven hablaba muchísimo de su querido novio.

Uno de los clips más destacados de los que se han recuperado es aquel en que María cuenta una anécdota a sus compañeros sobre un día en que quisieron detener a su novio porque la policía pensaba que estaba traficando con droga.

La madrileña cuenta que, posiblemente la Guardia Civil, confundió a su novio con un camello cuando este estaba en el centro de Madrid.

Por lo visto, Pablo es aficionado a Pokémon Go, ese juego móvil que consiste en cazar Pokémon por la calle y, fue mientras estaba en plena caza que las autoridades se fijaron en él.

Debido a las “pintas” que, según María, siempre lleva su novio, le confundieron con un traficante, de hecho, ella misma reconoce que “parece yonki”.

Por lo visto, el joven se encontraba en una esquina con su capucha puesta y su mirada fija en el móvil, cosa que hizo que la policía pensase que, posiblemente, estaba realizando algún tipo de actividad ilegal.

Obviamente, cuando lo registraron comprobaron que no llevaba nada encima pero, como Pablo decía que lo que hacía era cazar Pokémon, la policía lo registró al detalle porque pensaban que el joven les estaba vacilando.

Por lo visto, a Pablo le hizo especial ilusión este incidente porque no tenía mucho amor por la policía; de hecho, María indicó que, cuando Pablo los veía montados caballos, se ponía de muy mal amor por el hecho de que utilizasen a los animales de esta manera.

A continuación, os dejamos el vídeo que se grabó dentro de la Academia de Operación Triunfo dónde la propia María explica esta anécdota.

A vosotrxs, ¿Qué os parece esta anécdota? ¿Os han detenido alguna vez por vuestras pintas? Contadnos vuestra experiencia en los comentarios de Facebook e Instagram. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: mibrujula