Si hablamos de ‘Supervivientes’, el único nombre que nos vendrá a la cabeza es el de Lara Álvarez y su genial forma de presentar este formato tan querido por todos los telespectadores.

Esta joven, antes de su paso por ‘La Isla’, ya había destacado en programas como ‘Todo va bien, ‘Espejo Público’ o ‘Jugones’, entre otros. Ahí ya nos había demostrado que estaba hecha de otra pasta.

Se trata de una de las profesionales del periodismo más queridas en el panorama nacional y una de las presentadoras con mayor proyección… ¡si es que las cadenas se la rifan! Pero, como todos, ella tuvo un pasado y, sobre todo, unos inicios que hoy, para beneficio de nuestro entretenimiento, repasaremos brevemente… con una anécdota incluida que nos ha dejado de piedra.

Si algo le dio ‘la fama’ a Lara, fue su participación en el famosísimo anuncio de la MTV ‘Amo a Laura’, que probablemente todos recordaréis. Por aquel entonces, la joven tenía 20 años y se encontraba en pleno proceso de convertirse en periodista.

Formar parte de la ficticia banda de ‘Los Happiness’ le dio la popularidad necesaria para que su nombre, desde aquel entonces, apareciese en todos los medios de comunicación.

Por aquel entonces, en diversas entrevistas que se le realizaron, Lara ya apuntaba a que su sueño, en un futuro, era poder tener un programa propio y crecer profesionalmente como periodista, ya que esta era la profesión que amaba.

Pasaron los años y Lara vio cómo sus sueños iban cumpliéndose día tras día y, en 2017, ya con una carrera consolidada como periodista y presentadora, acudió como invitada al programa de Bertín Osborne donde era preguntada por esa etapa del ‘famoso vídeo’ y Lara dio unas declaraciones que resultaron bastante sorpresivas.





«Tuve una movida con esto porque yo iba a una universidad del Opus Dei y pensaron que me estaba riendo de ellos», explicó.

Al parecer, el anuncio fue grabado posteriormente a otro spot en el que aparecían ‘unos culos’, y esto produjo una reacción desde el núcleo más conservador de esta institución.

«Se produjo una respuesta conservadora que se pedía que no se viese esta cadena porque los valores que transmitían a los jóvenes no eran los adecuados», explicó.

Todos recordaréis exactamente cómo era aquel anuncio en el que, de forma bastante directa, se parodiaba a los movimientos conservadores que defendían los valores de la familia tradicional en todo ‘su esplendor’.

Esto, como no podía ser de otra forma y teniendo en cuenta que Lara iba a un colegio del Opus Dei, generó mucha inquietud en su círculo familiar más cercano. Tanto fue así que, según explicaba Lara, su familia venezolana llegó a llamarla muy preocupada.





«Me llamó preguntándome si estaba bien o si me había metido en alguna secta», llegándole a afirmar que «ni siquiera eran mis valores o mi forma de pensar».

A pesar de todo esto, la periodista y presentadora confiesa que está de lo más contenta con la forma en la que ha evolucionado su carrera profesional a lo largo de los años y, sobre todo, espera que siga por el mismo camino.

Os dejamos el vídeo de «Amo a Laura» a continuación:

 

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas confesiones? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).