Kit Harington es uno de esos actores que, aunque tengan una prometedora carrera por delante, sabemos que siempre estarán asociados a un personaje en concreto y, obviamente, este es Jon Snow de Juego de Tronos.

Y es que el papel de “Stark” le ha cambiado la vida a este joven actor; de hecho, incluso le supuso conocer a la que, a día de hoy, es su esposa: la pelirroja Rose Leslie.




 

Pero estar tan vinculado a un personaje tiene sus contras-, por ejemplo, el actor no ha podido cambiar su peinado o su aspecto durante estos ocho años.




Sin embargo, ahora que ha terminado el rodaje de la serie, finalmente ha podido pasar por el peluquero y cambiar su look.

Las últimas escenas de la serie se grabaron en verano, pero, pese a eso, el actor seguía manteniendo su característica melena negra y su barba por si era necesario repetir alguna escena.

Pasado ese tiempo preventivo y, seguramente con el visto bueno de los productores de Juego de Tronos, finalmente ha decidido pasar por la tijera.

El cambio de aspecto es realmente sorprendente: se ha cortado unos centímetros de pelo, pero, lo que realmente ha dejado atónitos a sus seguidores es el bigote que luce en la fotografía que os mostramos a continuación.


El actor ya había anunciado que iba a realizar este cambio mientras, precisamente, estaba rodando las últimas escenas de la serie que le dio la fama.

Kit no quería que su imagen se asociase siempre a Juego de Tronos y el hecho de afeitarse ha sido más un ritual que un deseo de probar algo nuevo.

Otros actores de la serie han hecho, precisamente, lo mismo. Por ejemplo: Emilia Clarke (que, para los pocos que no lo sepáis, interpreta a Daenerys) se cortó su melena hace un mes. Y eso que, en su caso, casi nunca ha actuado con su pelo de verdad y, de hecho, en la mayoría de ocasiones usaba una peluca.

¿Qué os ha parecido el cambio de look de Kit Harington? ¿Sois fans del bigote? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.





Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: formulatv