Sin duda, uno de los héroes nacionales de la España actual y heredero del mismo Cid es Andrés Iniesta. El jugador de fútbol siempre ha sido un icono de nuestro país y siempre se ha mostrado como alguien con una actitud impoluta, pero, obviamente, por mucho que idolatremos a ciertos personajes, son humanos y tienen sus propias vidas y sus propios problemas.

Recientemente, Jordi Évole de Salvados le ha realizado una entrevista al jugador internacional en la que han repasado muchos aspectos y momentos de su trayectoria como deportista para el Barça y para la Selección española y, sobre todo, analizaron las sombras de cada uno de esos momentos.

   

Por ejemplo, en vez de dedicar todo el tiempo a alabar el Mundial de Sudáfrica que hizo el nacido en Albacete (cosa que también hicieron un poco), hablaron de otros mundiales, concretamente del de Rusia, donde España no quedó muy bien y, además, el albaceteño fue suplente.

“No tengo muy buen recuerdo del Mundial de Rusia”.

Sorprendentemente, el jugador confesó cómo se sintió respecto a su suplencia y la gestión de Fernando Hierro, quien suplió a Lopetegui cuando solo quedaban dos días para que empezase el Mundial.

“No entendí la decisión de dejarme en el banquillo ni los argumentos de Hierro para tomarla. Estaba puteado porque me daba igual lo que me dijese”.

Esta confesión sorprendió a todo el mundo, pero esto no fue lo único que Andrés reveló durante la entrevista. También habló sobre una depresión que sufrió durante su etapa en el Barça.

“A mí me viene todo después de ganar el triplete con el Barça, ese verano. Ganas el triplete, metes el gol del Chelsea, ganas la Champions, año increíble… Y en verano te empiezas a encontrar mal, algo raro, no sabes catalogarlo. Deseaba que llegara la noche para tomarme una pastilla y descansar”.

Otra de las etapas por las que fue preguntado fue por toda la polémica y la rivalidad entre Madrid y Barça que hubo durante los años en que Mourinho y Guardiola entrenaban respectivos equipos. Según el futbolista, el culpable de todo fue el portugués que, de alguna forma, logró llevar esa rivalidad a un sitio oscuro y poco deportivo.

“No hace falta ser del Barça o del Madrid para saber que esa situación fue desagradable. Y hubo un componente clave en toda esa historia que fue Mourinho. No veías la rivalidad de siempre. Veías odio. Veías más allá de eso. Se cultivaba ese ambiente y era insoportable”.

Como no podía ser de otra manera, Évole le realizó una pregunta política a Iniesta. En este caso le preguntó qué sucedió con el partido del Barça en relación a la jornada del 1 de octubre que se vivió en Cataluña, pero el futbolista no dijo demasiado al respecto.

En mayo de 2018, Iniesta dio por terminada su etapa en el Barça y, aunque indica que le gustaría haber jugado toda la vida en el equipo de su corazón, revela que sentía que ya no podía dar el 100%.

“No sé si algún día se sabrá cómo transcurrió todo. Hubo muchas llamadas importantes”.

En cualquier caso, hemos disfrutado mucho de esta entrevista donde Andrés se ha sincerado explicando muchos detalles que, hasta ahora, permanecían ocultos.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido las declaraciones de Andrés Iniesta? ¿Qué es lo que os ha sorprendido más? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: vozpopuli, 20minutos