Nuestros ojos pueden ser bastante más útiles de lo que podemos pensar en un primer momento. Los utilizamos para seguir palomas mientras alzan el vuelo o para comprobar que el durum kebab que acabamos de comprar lleva cebolla cuando lo habíamos pedido expresamente sin esta verdura de Satanás (es broma eh, la cebolla caramelizada es Dios, no nos malinterpretéis).

La cuestión es que nuestros ojos pueden servirnos para muchas otras cosas y hoy os lo demostraremos. Nuestra mente es un lugar maravilloso y, a través de lo que perciban nuestras retinas, podemos obtener una información muy valiosa si sabemos encontrarla… y os lo demostraremos.

La imagen que os dejaremos a continuación es muy especial. En ella, se muestran varios elementos. En función del primero que veáis, podremos determinar cómo es tu personalidad. ¡FUNCIONA! esto es pura 100sia.

Esta es la imagen en cuestión:

1Un gato

Si lo primero que has visto es un gato, tenemos noticias más o menos regulares para ti: eres una persona tremendamente achuchable, pero con un carácter de lo más complicado y huraño. No destacas por tu empatía, aunque te encanta chutar ovillos de lana.

También puede que, de vez en cuando, te entren mareos muy, pero que muy fuertes. Puede que, en medio del malestar, llegues a un punto en el que tengas que vomitar y que, lo que salga de tu boca, sea una bola húmeda y caliente de pelo de tus propios genitales. Esta es una señal a tener en cuenta.

2Una serpiente

Si lo primero que has visto es una serpiente, tenemos una muy mala noticia para ti: has condenado a toda la humanidad a que tenga que trabajar y parir con dolor. Hace un tiempecito, quisiste ir de listo e hiciste que Adam y Eva se comiesen esa maldita manzana… ¿de verdad?



Otra señal relevante puede ser que, por ejemplo, empieces a notar que la piel se te desprende un poco de vez en cuando y, en un momento determinado, esta se nos caiga por completo. Sospecha.

3Un perro

Si lo primero que has visto es un peludito y mullido perrete, estás de enhorabuena: eres una persona muy fiel y con un gran olfato… pero no para los negocios, sino para las cacas. Notarás que, desde pequeño, tenías una habilidad casi sobrehumana para notar matices en las cacas que nadie más notaba.

Otra particularidad de tu personalidad puede ser que, cuando te presenten a alguien, tengas unas ganas muy locas de olerle el trasero.

4Un conejo

Si lo primero que has visto ha sido a este adorable conejito, puede que tengas una personalidad bastante hiperactiva. Puede que, cuando mastiques, muevas muchísimo la mandíbula mientras miras fijamente a un punto de la habitación y todo el mundo a tu alrededor tenga mucho miedo.

Fíjate en tu caca: si ves que son pequeñas bolitas oscuras como las que puedes encontrar en un campo de fútbol de hierba artificial, puede que te adaptes bastante bien a este perfil de personas que te decíamos anteriormente.

5Un águila calva

Si lo primero que has visto es esta preciosa águila calva, puede que, aunque no lo sepas, tengas familia procedente de los Estados Unidos. Puede que, cuando escuches de hablar de un país en vías de desarrollo, lo primero que pienses es si es posible sacar recursos naturales de dicho país con la excusa de que quieres ‘democratizarlo’.

También puede que te encanten las hamburguesas y los refrescos Light.

6Una mariposa

Si has visto una mariposa, tenemos la gran noticia de desvelarte que eres de descendencia mariposa. Pero no lo decimos nosotros, lo dicen aquellas personas de tu alrededor que alguna vez te han soltado ese «a otra cosa, mariposa» que tanto nos gusta. También te recomendamos que veas la película de 2004 protagonizada por Ashton Kutcher y Amy Smart.

Por cierto, ve con cuidado porque un pequeño cambio en tu vida puede generar una consecuencia enorme. Ahí lo dejamos.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido este test? ¿Creéis que hemos acertado con vuestra personalidad? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).



Fuentes: Recreo Viral.