La mayoría de nosotros, incluso los que fuman, pretendemos vivir tanto tiempo como nos sea posible y como nuestra salud nos lo permita. Pero no todo es ir al gimnasio, comer bien y dormir más, sino que hay otras formas de prolongar nuestra vida.

A continuación, te damos una serie de consejos que puedes aplicar en tu día a día para, por lo menos, intentar estirar lo máximo posible nuestra esperanza de vida.

1Mejor comunicación y un amplio círculo social

Estar con los amigos, disfrutar de buena compañía y asistir a reuniones familiares hace que nuestras defensas se fortalezcan y nuestro cuerpo se centre en el placer, cosa que, aunque parezca sorprendente, puede hacer que vivamos más.

2Ir a conciertos

No es nada nuevo que los conciertos de música en directo son una experiencia realmente especial. De esa forma, nuestro cuerpo libera unos químicos generados por la emoción de una multitud cantando a la vez, unos químicos muy relacionados con una vida más longeva.

3Reír a gusto

No en vano existe la terapia de la risa. Una persona positiva y risueña lidia mejor con los nervios, la tensión y el estrés, cosa que reduce mucho nuestras probabilidades de padecer una enfermedad terminal, además de mejorar nuestra calidad de vida.

4Aprender idiomas

Al aprender un nuevo idioma abrimos nuestra mente. Puede que esto parezca no tener relación con una vida más larga, pero estimular nuestro cerebro con cosas nuevas hará que vivamos más.

5Aceptar tu edad

Muchas personas se niegan a aceptar que el tiempo pasa. La gente que vive la vida mirando hacia atrás envejece peor y más rápido que los que, simplemente, viven el momento y disfrutan de lo que les llega.

6Subir por las escaleras en vez de por el ascensor

Este consejo sí que está directamente con la salud, pero es que subir las escaleras es algo que todos podemos hacer y que ayudará muchísimo a que nuestro corazón no se relaje y acomode demasiado.

7Hacer un voluntariado

Hacer algo bueno para tu entorno y comunidad nos ayuda en dos niveles distintos; nos abre nuestra mente al mismo tiempo que tenemos más interacciones sociales.

Eso nos dará una estabilidad emocional que nos alejará de una posible depresión, un problema que, en ocasiones, puede ser más letal de lo que parece.

8Tener mascotas

No es casualidad que las señoras con gatos vivan tantos años. No solo por la compañía que hacen sino porque hay mascotas como, por ejemplo, los perros, que te ayudan a regularizar la presión sanguínea.

¿Conocéis algún otro consejo para vivir más tiempo? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: recreoviral