¿Alguna vez habéis visto uno de esos anuncios de la DGT que son super deprimentes? ¿Los típicos en que acaba siempre muriendo alguien en un terrible accidente de tráfico? ¿Esos que te dejan con un nudo en la garganta y con ganas de no coger el coche en una buena temporada? Bien, pues parece que hay gente que no presta atención a esos anuncios y pasan como si fuera una paloma por la calle.

Y mira que los anuncios estos calan bastante. Porque impactan. Ya ni me acuerdo de la última vez que vi uno de esos anuncios, pero aún me acuerdo. El caso es que no todo el mundo está tan concienciado. Porque la historia que tenemos hoy es de un padre que alentaba a su hijo a que fuera a más de 170 km/h. Porque la gente es así de inteligente.

Ah y también es el padre del año. Porque no hay nada como enseñar a tu hijo a ir por encima del límite de velocidad. Ya sé que sueno como un guardia de tráfico, pero es que por favor. Ahora os explicaremos la historia en detalle:

La Policía Nacional ha detenido a un menor de edad y a su padre después de que el joven, que se encuentra en un centro de acogida en la capital riojana, a la vuelta de un permiso de fin de semana con su padre, se jactara ante sus compañeros y alguno de los educadores del centro, de haber estado conduciendo el vehículo de su progenitor por la autopista A-68, habiendo llegado a alcanzar una velocidad de 160 km/h.

Se ha detenido al menor y a su padre como presuntos autores de un delito contra la Seguridad del Tráfico. El menor, además, ante la suspicacia de sus compañeros, les llegó a mostrar un vídeo que había grabado con su móvil y en el que claramente se le veía conduciendo hasta alcanzar la velocidad de 160 km/h.

Como indican las fuentes policiales en un comunicado, “a esta temeraria conducta hay que añadir el hecho todavía más reprobable de que la persona que acompañaba al menor era su propio padre, quien era la persona que estaba grabando los hechos y que jaleaba al menor para incrementar la velocidad del vehículo” En el vídeo se puede oír cómo el padre anima al menor: “Métele, métele caña. Casi a 170 a 160. Ya vas a tope“.

Agentes de la Policía Nacional, adscritos a la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Jefatura Superior de Policía de la Rioja fueron advertidos por el centro, abriendo una investigación que culminó con la constatación de los hechos revelados por el menor, la interceptación e intervención del teléfono móvil del menor que contenía una grabación del momento de la conducción, así como la detención de ambos por un delito contra la Seguridad de Tráfico.

Finalmente, el menor que tiene 17 años, fue puesto en libertad con cargos y entregado a sus educadores del Centro de protección, dando cuenta a Fiscalía de Menores, mientras que su padre quedó a disposición del Juzgado de Guardia, junto con las Diligencias practicadas.

Es que de verdad, que hay gente que no piensa bien lo que hace. Esto es muy parecido a los casos en los que graban cuando van a 200 por hora y luego les cae el multazo. Justo como ha pasado aquí. Y es que te quedas, ¿pero porque hacéis esto hijos de mi vida? Ay, de verdad. En fin, que se le va a hacer.

Aquí os dejamos el vídeo del momento:

 

¿Qué os ha parecido? ¿Estáis de acuerdo con que les multen? ¿Dónde pondríais vosotros el límite de velocidad? Decidnos algo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: elperiodico