A menudo se ha dicho que comer demasiados huevos puede ser algo muy pernicioso para nuestra salud, pero, poco a poco, distintos estudios han ido cambiando esa idea y, de hecho, actualmente el huevo es considerado un elemento esencial para una alimentación saludable.

Hemos llegado al punto en que, las últimas investigaciones al respecto, han revelado que tomarse un huevo al día puede ser algo muy beneficioso. Si ingerimos un huevo al día podremos reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

La profesora Nita Forouhi de la Universidad de Cambridge indica lo siguiente al respecto.

«Uno puede deliberar sobre las muchas limitaciones y advertencias de la investigación nutricional, pero el mensaje de esta gran investigación es que, al menos, hasta un huevo por día tiene beneficios para la salud”.

Este alimento es recomendado para la vida diaria de cualquier persona, pero especialmente para todos aquellos que practican deporte o van mucho al gimnasio, todo debido a su más que notable valor proteico.

Pero, exactamente, ¿oor qué lo recomiendan tanto los médicos?

Los huevos son uno de los alimentos más nutritivos de la naturaleza: tienen altos niveles de proteínas, vitaminas A, D, B y B12, así como luteína y zeaxantina que, además, nos ayudará a prevenir problemas oculares cuando lleguemos a la senectud.





Sin embargo, no todo es positivo, y es que comer un alimento en concreto en exceso conlleva el hecho de perder nutrientes provenientes de otros alimentos y, la mayoría de nosotros, ya tiene una dieta llena de proteínas que, con el huevo, puede llegar a ser excesivamente proteica.

Además, como muchos sabréis, el huevo es realmente malo para el colesterol, pero esa es una afirmación que no es exactamente cierta. De hecho, la Fundación Británica del Corazón dejó de recomendar no tomar más de tres huevos por semana conforme salieron estudios que desmentían el efecto del huevo sobre nuestros niveles de colesterol.

«Aunque los huevos contienen algo de colesterol, la cantidad de grasa saturada que comemos tiene un mayor efecto sobre la cantidad de colesterol en la sangre que el colesterol que obtenemos al comer huevos».

Es decir, si tienes problemas de colesterol, los huevos no son tu principal enemigo, sino la grasa saturada, con lo cual debemos estar atentos a muchos otros alimentos antes que a estos.





Para poder aprovechar al máximo los beneficios de los huevos deberíamos cocinarlos hervidos o escalfados, ya que cuando los comemos fritos tienen una mayor cantidad de grasa haciendo que tengan efectos negativos en nuestra salud, sobre todo en nuestro colesterol.

Obviamente, tampoco se recomienda tomar mucho huevo crudo, ya que como pasa con la mayoría de alimentos, cocerlo hace que reduzcamos mucho el riesgo de intoxicación alimentaria, y eso es especialmente importante en el caso de los huevos. Además, también os recomendamos que siempre los guardéis en el frigorífico y que, en caso de que alguno esté roto o agrietado, simplemente lo tiréis y no os lo comáis.

En cualquier caso, cuando comemos hay que tener en cuenta que lo mejor que podemos hacer es tener una dieta equilibrada. Los excesos nunca son buenos y, cada cierto tiempo, aparecen nuevos estudios que nos dirán que algo es bueno o malo para nuestra salud, pero lo importante es llevar un control sobre aquello que comemos sin abusar de ningún alimento.

Vosotrxs, ¿cuántos huevos tomáis a la semana? ¿Creéis que uno al día es demasiado? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: 20minutos