Cada semana, Tu cara me suena nos trae un repertorio de actuaciones que, por lo menos, son de lo más curiosas. Algunas por el nivel que exhiben y otras por lo divertidas que resultan de ver.

Obviamente, el reportorio siempre es especialmente importante y llamativo, en este caso, podemos destacar a Anabel Alonso imitando a Estela Raval como líder de Los cinco latinos; Carlos Baute poniendo un más que extraño acento italiano para hacer de Eros Ramazzoti y la siempre espectacular y favorita del programa María Villalón haciendo de Conchita.

Manu Sánchez lo petó como Raimundo Amador y Jordi Coll (que ganó la anterior gala) hizo del clásico y mítico Roy Orbison. Obviamente, tampoco nos podemos olvidar de Mimi, una de las artistas del momento, que dejó a todos anonadados con su interpretación de Macy Gray.

A nivel cómico, sabíamos que podíamos contar con José Corbacho y Brays Efe. El primero se enfundó en la piel de Enrique Iglesias en una actuación desternillante, mientras Brays sorprendió con una transformación espectacular (y algo forzada, aunque estuvo muy bien) en el rapero C.Tangana.

Pero, sin duda, una de las actuaciones de la noche fue la de Soraya Arnelas (la triunfita de antaño) que, nada más empezar la gala, revolucionó todo el plató con una actuación estelar en la que cantó y bailó como si no hubiese mañana interpretando a la majestuosa Rihanna.

Además, la invitada de esta gala (cosa que ya se sabía) fue Roser, la cantante imitó a una artista tan icónica como Cher y, como era de esperar, no defraudó.





Esperamos que hayáis disfrutado de esta última gala que, como casi siempre, nos ha regalado talento y diversión a partes iguales.

Os dejamos el vídeo de la fabulosa actuación de Soraya:

 

A vosotrxs, ¿qué os han parecido las actuaciones del último programa de Tu cara me suena? ¿Creéis que el nivel sigue siendo alto? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).