Muchos de los actores que a día de hoy vemos triunfar no se han dedicado siempre al mundo de la interpretación, de hecho, hay varios que han sido parte de un mundo tan distante al del “acting” como es el deporte. Pero, de hecho, en muchos casos han aprovechado sus dotes atléticas o todo lo aprendido en el deporte para aplicarlo a la interpretación.

Algunos tuvieron que abandonar la carrera de deportistas por culpa de una lesión y otros, simplemente, no eran suficiente buenos para llegar a la élite.

A continuación, te presentamos una lista con algunos actores que se dedicaron al mundo del deporte antes de convertirse en estrellas.

Arnold Schwarzenegger

El actor ha sido deportista, actor y político y, seguramente, la primera de ellas era la faceta donde era más apto. Arnold empezó siendo un famoso culturista que, con solo 20 años, se hizo con el título de Mister Universo que le terminó dando la oportunidad de protagonizar Conan el Bárbaro y, de ahí, pasar a ser uno de los mejores héroes de acción de todos los tiempos.

Dwayne, La Roca, Johnson

Como muchos sabréis, el actor llegó a Miami para ser jugador de los Huracanes de Miami llegando a ser parte del equipo que, en 1991, se hizo con el campeonato nacional. Pero más adelante se lesionó y no pudo entrar en la selección de jugadores de la NFL y terminó abandonando este deporte para entrar en Smackdown y convertirse en una figura realmente popular.

Gracias a eso consiguió un pequeño papel como el Rey Escorpión en la segunda entrega de La momia y, a partir de ahí, el actor no ha parado de subir como la espuma hasta convertirse en uno de los personajes más queridos de Hollywood.

Jason Statham

Sin duda uno de los mejores actores de acción de Hollywood que, a día de hoy, ya ha trabajado en muchas películas, pero, aunque se mueva como pez en el agua en la gran pantalla, el actor antes se dedicaba al clavadismo llegando a participar en los juegos de la Commonwealth de Inglaterra en 1990.




Joel McHale

El protagonista y humorista de Community jugó durante dos temporadas a fútbol americano, aunque nunca entró en el campo de juego en partido oficial sí que se quedó con un anillo de Rose Bowl cuando Washington ganó a Michigan en 1992.

Matthew Fox

Con Perdidos, Matthew Fox se convirtió en una cara más que conocida, pero antes de eso, jugó en el equipo de Columbia de fútbol americano como receptor abierto.

Por desgracia, sus números no fueron demasiado buenos y no tuvo la misma suerte que ha tenido en Hollywood.




Forest Whitaker

Antes de hacerse con el Óscar, el actor estuvo en la Universidad Estatal Politécnica de California con una beca deportiva para jugar como pasador (fútbol americano) en preparatoria. Por desgracia, sufrió una lesión que lo alejó del campo y, al cabo de un tiempo, participó en su primera película donde, precisamente, interpretó a un jugador de fútbol.

Terry Crews

El porte de jugador de fútbol americano que tiene es realmente evidente, pero el actor tenía mucho más interés en la comedia y la interpretación donde, realmente, parece disfrutar de su carrera.

Ed O’Neill

Casados con hijos o Modern Family son las series por las que Ed O’Neill es muy conocido. Pero antes de eso fue una estrella del fútbol americano, una faceta suya que, de hecho, ha sido transportada en múltiples ocasiones a sus personajes.




Jason Segel

El actor de Cómo conocí a vuestra madre jugó a baloncesto, tal y como podríamos deducir viendo su altura, aunque él no llegó muy lejos, compartió vestuario con actores de la NBA como Jaron y Jason Collins.

John Goodman

Puede que, viendo el aspecto físico de John Goodman, resulte difícil de creer que algún día practicó deporte, pero así fue. De hecho, si dejó el fútbol americano por la interpretación fue, únicamente, por culpa de una lesión grave que lo alejó de los terrenos de juego.




¿Cuál os ha sorprendido más? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.




Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: laguiadelvaron