Sin duda Fran se está convirtiendo en un icono del programa Pasapalabra. El concursante es muy querido por la audiencia y por todos aquellos que participan del programa, pero, en teoría, el presentador debería mostrarse imparcial y tratar a los dos participantes de la misma forma.

De hecho, a menudo se ha acusado a Christian Gálvez de no tratar siempre a los concursantes de la misma forma. Pero el presentador suele hacer caso omiso de este tipo de críticas y se dedica a trabajar con profesionalidad. Pero en el último programa hizo una pequeña excepción al mismo tiempo que mandó un recado a todos aquellos que le critican.

Cuando los concursantes están al final del rosco, Christian suele hacer un repaso de los marcadores o valorar el bote total, pero en este caso lo hizo un poco diferente.

Cuando Fran falló (por enésima vez) la última pregunta quedándose a poco y menos de ganar 1.272.000 euros, Gálvez quiso sincerarse con este concursante tan particular.

«Durante todo el tiempo que llevo haciendo Pasapalabra siempre había momentos en los que bueno pues, desgraciadamente, en las redes sociales siempre vertían un comentario que me terminaba molestando, ¿no?

Y era que si un concursante era favorito mío u otro, tal… Y al final terminaban afectándome. Ahora ya no me afecta. ¿Sabes lo que voy a hacer, Fran? Independientemente de lo que digan cuatro en las redes sociales voy a ir y te voy a dar un abrazo porque has jugado muy bien, tío».

Obviando todas las críticas y dejando esta pulla a sus detractores, el presentador se mostró tal y como es ante las cámaras.

Tanto Christian como Fran abandonaron en ese momento sus puestos oficiales para abrazarse mientras el público aplaudía eufórico este momento tan natural. Entonces, para relajar un poco la situación, quiso hacer lo mismo con el otro concursante.

«Y para que digan lo contrario, también voy a abrazar a Manolo porque se lo merece», dijo bromeando el presentador. Algo lógico pues, de nuevo, Manolo y Fran han vuelto a empatar.

A continuación os dejamos el vídeo del momento:

En cualquier caso, por mucho que las redes critiquen, Christian Gálvez siempre ha demostrado que se toma Pasapalabra muy en serio y, lejos de ser imparcial, siempre ha enfocado cada programa con rigor para hacer que este sea divertido, pero, sobre todo, para que sea justo para los participantes que vienen de fuera a hacerse con el bote.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido el gesto del presentador? ¿Qué pensáis de las acusaciones? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: huffingtonpost