Inicio Cabronazi El genial hilo de Twitter que explica a la perfección lo complejo...

El genial hilo de Twitter que explica a la perfección lo complejo que es ‘salir del armario’

Salir del armario no es el acto superficial, único e indivisible que vemos en la mayoría de películas o series de televisión. Desde la ‘zona de los heterosexuales’, lo más habitual es pensar que, cuando se sale del armario, se hace una sola vez delante de la familia, toda reunida en el salón, y ya. Pero esto, por suerte o por desgracia, no es tan simple.

Cada vez que se conoce a una nueva persona, que cambias de entorno o que, simplemente, cambias de contexto. Del armario no se sale una sola vez en a vida; se sale de forma prácticamente diaria.

Gay Rainbow GIF by Emo Díaz - Find & Share on GIPHY

Esto es algo que puede ser complicado de entender, pero gracias al usuario de Twitter Jesuchristopher y su genial hilo de tweets, podremos entender mejor todo esto: “Las personas LGTBI+ salimos del armario a diario y, a veces, más de una vez al día».

«Aunque quizá tendamos a entender ‘salir del armario’ cuando lo cuentas a tu familia o entorno más cercano, lo cierto es que este momento no tiene ni por qué ser el más decisivo o el más doloroso”.

Cuando se cambia de contexto, por ejemplo, lo más normal es empezar a escuchar rumores y cuchicheos por las espaldas. Si es un nuevo trabajo, la gente te mira y saca conclusiones; si hablas de una forma, la gente saca conclusiones; si te vistes de una forma u otra, la gente siempre tiene un altísimo nivel de clarividencia.

Lo habitual es escuchar comentarios como ‘este es maricón’ o gente hablando de ti de forma despectiva porque se piensan que las personas homosexuales solo piensan en mantener relaciones con la primera persona que se les pase por delante… y bueno, no hace falta destacar que esto no es así.

“También salimos del armario cada vez que vas por la calle con tu pareja, quieres cogerte de la mano o besarte, pero previamente evalúas el entorno. Y a veces sales del armario para todos esos desconocidos del metro y te arriesgas a que te insulten por besarte en el transporte público donde se besan decenas de parejas hetero”.
“En una fiesta en casa ajena, en una cena a la que alguien trae un amigo nuevo. Y en algún momento se sabe que eres LGTBI+ y siempre queda ese miedo a la reacción de un desconocido. Que no siempre es buena, en serio”.

“Salimos del armario cada vez que alguien te pregunta por tu pareja y no es del género que esa persona esperaba. Y esto pasa en muchos ámbitos: pasa en una comisaría, pasa en un hospital, pasa en un juzgado”.

También hay que tener en cuenta la forma en la que las personas LGTBI salen del armario, ya que esto no siempre se realiza de la misma forma:

“Las personas trans salen del armario cada vez que buscan empleo. Las mujeres lesbianas, bisexuales o trans salen del armario en sus ginecólogos. Y sí, hay violencia obstetricia específica contra mujeres lesbianas y mujeres trans. Y mucha”.

Al final, la cosa no siempre no sale como se esperaría: “Nos metemos de nuevo en el armario porque este es el único espacio de seguridad que queda. Cuando nos jubilamos y vamos a una residencia de la 3ª edad. Cuando vamos a la disco elegida para la cena de empresa. Cuando en la cena de Navidad está tu primo homófobo”.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta visión tan particular de este hecho tan concreto y complejo? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).