Recientemente se ha producido un incendio en California, concretamente en el condado de Ventura, que ha hecho que muchos famosos tengan que desalojar las poblaciones de Malibú y Calabasas donde muchos de ellos residen.

Algunas de las personalidades que han tenido que abandonar sus domicilios han sido Lady Gaga, Kim Kardashian, Guillermo del Toro, entre muchos otros. De hecho, muchos de ellos han compartido imágenes en redes sociales donde han mostrado el efecto del fuego que ha acabado con muchas de sus pertenencias pero, sobre todo, muchos de sus recuerdos.

Destacamos entre todos ellos a la diva Kim Kardashian, que el jueves fue desalojada junto con su familia debido a la proximidad de las llamas que hacían que su vida peligrase.

También es especialmente dramático el caso del actor Charlie Sheen, que pidió ayuda a través de Internet para encontrar a sus padres que, finalmente, fueron localizados gracias a una televisión local que les entrevistó y donde aprovecharon para enviar un mensaje de calma a sus hijos.

 “Emilio, Ramon, Renee, Charlie, estamos bien. Nos encontramos en la playa de Zuma y probablemente dormiremos en el coche esta noche”.

Otros actores que han tenido que irse de sus domicilios particulares son Roma Downey, Alyssa Milano, Rainn Wilson, Eddie McClintock y la música Melissa Etheridge.

Uno de los actores que también ha compartido su experiencia ha sido Gerard Butler: el protagonista de 300 vivía en Malibú y, a través de Instagram, ha mostrado imágenes de su casa completamente calcinada y absolutamente destruida por las llamas, cosa que ha enseñado posando al lado de ella con una mascarilla en la cara para protegerse del humo y la ceniza que envuelven el ambiente.




«He regresado a mi casa en Malibú tras haber sido evacuado. Es un momento desgarrador en toda California, inspirado como siempre por el coraje, espíritu y sacrificio de los bomberos».

Y es que el impacto del Woolsey Fire (tal y como se conoce a la conflagración) ha sido muy severo en Hollywood donde ha quemado hasta 14.000 hectáreas y ha hecho que se emitan órdenes de evacuación para hasta 75.000 residencias en los condados de Ventura y Los Angeles.

Por el momento aún no ha habido ninguna muerte por culpa del incendio, aunque actualmente hay fuegos activos en California que han sido más letales, pero este ha generado mucho revuelo debido a que la gente afectada son VIP.




De hecho, en paralelo a “Woolsey” hay otro incendio mucho más grave que ya es considerado uno de los peores de la historia del estado. Este fuego está quemando áreas del norte de California cerca de Chico, a unos 280 kilómetros de San Francisco y está siendo realmente devastador.

Este es conocido como el “Camp Fire”, y, debido a la sequedad del terreno y los fuertes vientos, ha causado estragos en su área de efecto provocando la muerte de nueve personas, mientras que otras 35 siguen todavía desaparecidas, y ya ha quemado un total de 36.420 hectáreas.

De todos modos, esperamos que ambos incendios se puedan tener bajo control lo más pronto posible confiando en el trabajo que, cada día, están realizando los bomberos.

¿Alguna vez habéis tenido que abandonar vuestra casa por culpa de un incendio? ¿Creéis que se debería prestar la misma atención a todos los incendios sin tener en cuenta quienes son los afectados? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).




Fuentes: lavanguardia, 20minutos