En el mundo de los estándares poco realistas y la manía con el Photoshop, la verdadera belleza puede resultar un verdadero soplo de aire fresco. Mientras que algunos comparten sus selfies sin editar en Instagram como forma de protesta, Olga Kamenetskaya crea muñecas preciosas que parecen casi reales.

Ella es una artista ucraniana que comenzó a pintar muñecas como pasatiempo, pero luego, con el paso del tiempo y tras el enorme éxito de la propuesta, esto acabó convirtiéndose en su profesión. Su trabajo consiste en comprar muñecas ‘industriales’ como las de Monster High o Barbies, y las convierte en muñecas totalmente nuevas y completamente únicas.

Cada uno tiene pequeños “defectos”, como la gente real: “No me gusta cuando la nueva cara de la muñeca es ideal y perfectamente simétrica, la deja sin vida”, explicaba Olga apara Vogue. “Siempre dejo deliberadamente algunos defectos que pueden no ser notables para todos, pero que le dan a la muñeca un carisma invisible. Quizás, esta belleza defectuosa sea el mensaje que transmiten mis muñecas”.

Aquí os dejamos algunos ejemplos de su trabajo:

1Una mirada más realista

Como ya iréis viendo, la clave está en los ojos hiper realistas.

2El peinado

Un retoque capilar también puede ser bastante útil.

3Poner dientes

Como bien podréis ver aquí, la clave está en tener una buena dentadura.

4Cambio radical

Ni una punta abierta.

5No importa la palidez

Aunque el amarillo de las pupilas… sí que da un poco de mal rollo.

6Cara de pato

Como podréis observar, no se trata solo de una moda ridícula de Instagram.

7Parece una modelo de pasarela

¿Le cabrán más collares en ese cuello?

8¿Es la de Stranger Things?

Todo el mundo de se olvidó muy rápido de Barb, pero, nosotros, aún la levamos en nuestros corazones.

9Vikingos

El vikingo más duro de la historia también se merecía un muñeco terriblemente adorable.

10Si es que parece real



A unos niveles que, incluso, asustan.

11Le faltan los dragones

Por lo demás, Khaleesi está bastante clavada.

12Demoníaco

Si es que hasta para los satánicos hay muñecas…

13Si es que el cambio es tal…

… Que hasta cambia de etnia.

14Qué diría Harry…

O Ron, que fue quien acabó con ella.

15Las buenas pecas

Un tatuaje de una mariposa gigante tampoco sobra.

16Le hace falta un poco de sol

Y eso que apenas estamos empezando el invierno.

17Muy modernilla

Si Pipi Calzaslargas fuese anarquista…

18Pómulos no le faltan

Ni labios, claro.

19¿Es Cara Delevigne, no?

Antes era una imitación barata de Harley Quinn.

20¿Conocéis al grupo Die Antwoord?

Id a escuchar cualquier canción de ellos. Ya nos lo agradeceréis.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas muñecas? ¿Os compraríais alguna u os daría un miedo atroz? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).