Los programas de televisión son todo un mundo aparte. En estos sitios se cría una fauna que, como mínimo, suele ser bastante… particular, por decirlo de una forma suave y poco polémica. Dentro de estos concursantes, hay algunos que han pasado a la historia por mostrar una gran capacidad de supervivencia, pudiendo resistir las embestidas del programa y manteniéndose en pie, día a día, con el único objetivo de ganar ‘El Gran Premio’.

Podríamos mencionar, por ejemplo, a ‘Los Lobos’ y su extenso paso por ‘Boom’, el programa de Antena 3, pero hoy nos queremos ir a otra cadena: a Telecinco. Ahí podemos encontrar a Fran González, la ‘máquina de cultura asturiana’ de Pasapalabra que ya suma más de cien programas en el concurso del rosco presentado por Christian Gálvez. ¿No es moco de pavo, no?

Pero Fran está un poco hasta las narices de que lo acusen de ‘hacer trampas’ y de que afirmen que hay gente ‘chivándole’ las respuestas desde el público. Esto, claro está, pone en duda su validez y el ‘juego limpio’ del concurso, cosa que es de bastante gravedad.

A su favor no tiene solo a todas aquellas personas que ven cada día el concurso, sino que también se ha ganado el respeto y la defensa de todos aquellos contrincantes a los que se han enfrentado a lo largo de todo este tiempo.

Fran González ha decidido tomar cartas en el asunto y, recientemente, abrió su cuenta de Twitter para corresponder con agradecimiento a las numerosas muestras de agradecimiento que recibe públicamente en las redes sociales todos los días y para defender la honorabilidad del programa y de su participación en el mismo.

¿El resultado de todo esto? Pues que Fran se puso a repartir ‘zascas’ en esta red social a diestro y siniestro.

La que se llevó ‘la hostia’ más grande fue una espectadora que afirmaba que a Fran le chivaban las respuestas desde el público. “¿A quién ha mirado Fran de entre el público y le ha negado algo con la cabeza? Vaya, vaya…”, escribía la usuaria.

En un alarde de ‘chulería’, Fran le respondía: “Fue a ti. ¿No te acuerdas? Me preguntaste que si quería salir contigo”; sus seguidores se volvieron locos de la emoción.

Es bastante absurdo pensar que alguien, desde el público, pueda chivar palabras sin que el resto de los espectadores se dé cuenta. Por fuerza, alguien habría destapado toda esta presunta mentira y hoy estaríamos hablando de otra cosa… pero no es así.

Sus andanzas por twitter no acabaron ahí y, para todos aquellos que afirman que el programa debería limitar a los concursantes a 50 programas para que no sea ‘tan aburrido’, también tenía una respuesta: “Y también debería de haber un límite de comentarios estúpidos en twitter”.

Fran se ha dado cuenta de que la mejor forma de combatir las críticas es con una buena dosis de ingenio y de descaro. Quien controla las redes sociales, controla el mundo, y su pequeño reinado ha comenzado. Evidentemente, la mayoría de personas que le habla son seguidores de los buenos y, las críticas, no son más que residuales.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas respuestas? ¿Creéis que ha estado acertado o que se ha pasado de ‘borde’? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis encontrar otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).