Cada semana aparece una nueva oleada de comensales dispuestos a encontrar el amor en el restaurante de First Dates. Carlos Sobera hace de anfitrión en este local destinado a unir personas en búsqueda de aquello que todos anhelamos.

Pero, obviamente, el camino del amor está lleno de altibajos y no siempre lo encontramos a la primera (de hecho, casi nunca es así) y, de hecho, este es uno de los principales atractivos de First Dates, el poder ver las piedras en el camino y, de esa forma, valorar más el destino y no desistir en nuestro intento de ser felices.

Así que, después de este momento tierno, vamos a ver dos citas, una que ha ido perfecta (para que veáis que no todo es salseo y desencuentros) y otra que, pese a no ser un desastre, ha desatado la polémica en redes.

Los primeros fueron Carlota y Sergio y, nada más verse, se notó que la chispa había surgido entre ellos siendo una conexión casi instantánea que se hizo evidente al empezarse a conocer y descubrir que ambos son unos enamorados del techno y la música electrónica.

En cambio, la situación no ha sido tan fácil y cómoda entre Susana y Miguel que, pese a que han tenido una buena conversación, se notaba que ambos tenían una mochila cargada de sentimientos y relaciones no resueltas.

De entrada, Susana ya explicaba como habían sido algunas de sus relaciones pasadas y como la habían afectado.

“Descubrí que mi novio me engañaba con otras”.

Pero no solo eso, sino que también contó como la maltrataba psicológicamente.

“Me decía que las otras tenían más tetas que yo”.

Miguel apoyaba a Susana en todo y escuchaba atónito todas las situaciones que ella contaba, de hecho, mostró mucha entrega durante toda la cita llegando a cantar un rap nada más verla, cosa que a ella le gustó, sin embargo, al final no fue suficiente para que tuviese un final feliz.

Entonces llegó el momento que suscitó toda la polémica en redes y se produjo cuando empezaron a hablar sobre las relaciones abiertas. Susana dejó más que clara su postura.

Cuando empezaron a hablar sobre las relaciones abiertas y, de hecho, le preguntó directamente a Miguel que opinaba sobre ellas.

Miguel respondió con seguridad a la pregunta y dijo:

“si estoy con alguien, me olvido de todas”.

Pero, por lo visto, esta respuesta no fue suficiente tajante para Susana que dijo que si alguien quería estar con ella era para estar solo con ella. De hecho, llegó a decir que “hablar también es poner los cuernos”, un comentario que ha hecho que todos los seguidores del programa hayan usado Twitter para mostrar su descontento.

Esta forma de entender el “amor” tan posesiva y celosa ha provocado que muchas personas hayan querido dar su opinión al respecto y dejar claro que se puede tener una relación sana y hermosa sin ser tan excluyente y prohibitiva.

De todos modos y, como muchos opinarán, por suerte para Miguel, no han abandonado el restaurante juntos ya que, pese a que el chico quería una segunda cita para conocer más a Susana, esta ha decidido que Miguel no es la persona que ella busca.



A continuación, os dejamos algunos momentos de la cita para que juzguéis por vosotros mismos los comentarios de Susana.

 

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas genialidades del Photoshop? ¿Tenéis alguna que queráis compartir con nosotrxs? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).