Hay más cosas en Holanda aparte de la marihuana y las stroopwafels. Es un país que, a pesar de estar estereotipado a saco por el consumo que hacen de la ‘hierba de la felicidad’, tiene muchísimas más cosas destacables y que, por lo general, no tenemos demasiado en cuenta. Pero para eso estamos nosotros.

Aquí os dejamos unas cuantas razones que os cambiarán por completo vuestra visión de este maravilloso (y desconocido) país.

1Los tulipanes

El primer dato que tienes que saber es que Holanda es el mayor productor de tulipanes del mundo. ¿Os gusta este tipo de flores? Ya sabéis dónde tenéis que ir.

Además, podréis disfrutar del mercado de flores más grande del mundo en Aalsmeer (un pueblo cercano a Ámsterdam, no tiene pérdida).

2No te pelees por el nombre

Muchas personas se confunden por completo a la hora de nombrar a este país. ¿Países Bajos? ¿Holanda? La verdad es que Países Bajos es el nombre oficial, pero Holanda es igual de correcto, por lo que, en resumen: haz lo que te dé la gana.

3Un país sobre el agua

Ellos tienen una frase que los define bastante bien: “Dios creó la tierra y los holandeses hicieron Holanda”. Y es que los holandeses han ganado casi un cuarto de su territorio al mar… que se dice pronto.

4Un aeropuerto apto para submarinos

Evidentemente, el título es broma, pero lo que sí es cierto es que el aeropuerto de Schiphol, el más cercano a Ámsterdam, está construido en lo que antes era el lago de Haarlemmeer, por lo que está situado a 4,5 metros por debajo del nivel del mar.

5Un país bastante ‘plano’

Que la montaña más alta de tu país solo tenga 323 metros de altura es como para mirárselo. Es verdad que, por lo general, el tamaño no importa, pero cuando hablamos de montañas… la verdad es que los holandeses aficionados a la escalada no estarán demasiado contentos.

6Holandés: idioma internacional

El holandés no solo se habla dentro de este bello país. Además, podemos escucharlo en países como Bélgica, Surinam o Aruba… cosa que no está demasiado mal, ¿no?

7Un país de gigantes

Y, además, de forma casi literal: los holandeses pueden decir con orgullo que son los habitantes de Europa con una mayor altura media. Sin embargo, muchos apuntan a que también serían los más altos del mundo.

8Comida de lo más ‘sana’

Su dieta no solo se basa en croquetas. También podemos encontrar su famoso plato de arenque crudo con cebolla picada. No estamos hablando de pescado marinado o ahumado; en absoluto. Crudito, crudito.

9¿Aficionado a la bici?

Si la respuesta es afirmativa, este es tu país: 15.000 kilómetros de carril bici que cubren todo el país… si tu afición es pedalear muchísimo, ya sabes lo que toca.

10Muchas, muchas bicis

Más bicis que habitantes: esa es la ‘dinámica’ realidad de este país. Los holandeses son especialistas en ‘tunear’ estos vehículos y, en sus calles, podemos encontrar las famosas ‘bici-choppers’, con volantes de Harley Davidson o llenas de retrovisores.



11El primer World Press Photo

Se celebró por primera vez en Ámsterdam en 1955. A partir de entonces, cada año, la exhibición de fotografía abre sus puertas en la iglesia vieja de Ámsterdam, la Oude Kerk. Si os gusta la fotografía, ya sabéis.

12Para los amantes de los molinos

En la actualidad, quedan en Holanda más de 1.000 molinos de viento en pie: más que en ningún otro país del mundo. Lo mejor de todo es que muchos de ellos los podéis visitar a modo de museo.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estos datos? ¿Veis Holanda un poquito diferente ahora? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos.