La suerte no nos sonríe a todos por igual y, mientras hay gente que parece cagar arcoíris, hay otra que puede que viva rodeada de 20 gatos negros y se peine delante de un espejo roto.

Pero la suerte es para quienes la buscan y, de toda la vida, han existido ciertos amuletos o fórmulas para invocarla. Obviamente, habrá quien no crea nada, pero no se puede negar que la suerte es un concepto importante en muchas culturas y, de hecho, hay muchos símbolos que hacen referencia a ella.

Por eso, una buena forma de intentar hacer que la suerte se pegue a ti como una lapa es hacerse un tatuaje con uno de estos símbolos. A continuación, veremos algunos ejemplos de tatuajes realmente bonitos que buscan (si lo consiguen o no lo decidirá cada uno) que la suerte favorezca a los que los llevan.

El nudo místico de Feng Shui te aportará, en principio, una vida larga y llena de buena suerte.

El Hamsa es un popular amuleto que, en teoría, te protege del mal de ojo.

El caduceo es un símbolo presente en la India Antigua, Egipto y Grecia del cual se decía que traía equilibrio y buena suerte.

Gibo y Auja es una runa nórdica que, según los vikingos, traía buena suerte a su portador.

El Vegvisiri es otra runa vikinga que era conocida como la “runa brújula” que, según decían, hará que nunca pierdas tu camino.

El Anhk es un símbolo antiguo de origen egipcio que era un homenaje a la vida que te protegía de lo malo (no de la canción) y te traía buena fortuna.

El Buda sonriente es una figura china que está fuertemente asociada con la felicidad y, sobre todo, la abundancia.

Este símbolo tan popular es, como muchos otros, una protección contra todo mal de ojo que nos puedan echar.

Las golondrinas eran un símbolo recurrente que los marineros han usado como tatuaje durante mucho tiempo, ya que quieren invocar a la fortuna y al retorno a tierra.

El ojo de Horus, como muchos sabréis, es un símbolo egipcio usado en amuletos basado en el dios de Egipto que traía buena fortuna a su portador.



Este gato japonés puede que os suene y se conoce como Maneki – Neko, el gato de la suerte.

No es tan estético como otros, pero no podía faltar la clásica herradura.

Los animales marinos favoritos para muchas culturas distintas han sido los delfines; de hecho, antaño se consideraban una “protección” contra los piratas.

El Tumi era un cuchillo ceremonial típico de Perú que traía buena suerte si se colgaba de la pared de la casa.

Seguramente, en muchas figuritas de elefantes veréis que tienen las trompas levantadas porque, según se dice, eso trae buena fortuna.

Muchos japoneses ricos tenían estos peces “koi” en sus jardines porque se creía que daban buena suerte y equilibrio a tu casa.

Este símbolo de Reiki, Cho Ku Rei, invoca al poder y al flujo de energía para que te sucedan cosas buenas.

La leyenda dice que estas tres llaves traen buena suerte en forma de salud, dinero y amor.

Los budistas creen que la rueda de Dharma (esperamos que los fans de Perdidos no os hayáis puesto nerviosos) trae consigo la perfección y la paz.

¿Qué opináis de estos tatuajes? ¿Os haríais alguno de ellos? ¿Creéis que realmente traen buena suerte o es pura estética y simbología? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, la verdad).

Fuentes: ranker