El mundo de los supermercados es de lo más complejo. Muchas personas se piensan que, con hacer una cola y meter unos cuantos productos en el carrito, ya está todo hecho… pero se equivocan. Escoger los productos adecuados, encontrar la mejor oferta o llegar el primero a la cola son cuestiones importantísimas que se deben tener en cuenta.

Y es que, aún teniendo en cuenta todas estas cosas, podemos caer en errores y despistes que nos pueden salir de lo más caros. Sino que se lo digan a la protagonista de nuestra historia de hoy. Se trata de una mujer que fue a un Mercadona a comprar cuatro cosillas que necesitaba para su casa y, de la nada, se encontró sumergida en una profunda ‘espiral de violencia’ (aunque ya veréis que hemos exagerado un poquitín).

Whole Foods Shopping GIF by South Park  - Find & Share on GIPHY

Cynthia vivió, recientemente, una de las situaciones más extrañas que se pueden vivir en un Mercadona. La cosa fue tan extraña que, al compartirla por las redes sociales, no tardó en viralizarse. ¿Puede que toda esta historia se trate de una especie de chiste? Puede. Pero la verdad es que es tan buena… que vale la pena, como mínimo, disfrutarla.

La historia fue compartida en Facebook y Twitter y, en ambas plataformas, la cosa se compartió de forma masiva. Miles y miles de likes y miles y miles de comparticiones. La gente sabe distinguir la ‘buena mierda’.

Supermarket GIF by Justin Timberlake - Find & Share on GIPHY

¿Cómo empezamos a contar esta historia? Pues lo haremos diciendo que se trata de una historia de venganza. ¿Qué mejor inicio que ese?

“Ayer estaba en el Mercadona. Estaba en la cola de pagar y se me cayeron 20 euros al suelo. La mujer delante de mí se agacha y los coge. Cuando voy a darle las gracias y estiro la mano para que me los dé, me dice ‘lo que se encuentra en el suelo es de quien se lo encuentra’ y se fue andando”.

La cosa habría puesto de los nervios a cualquier persona… y Cynthia no fue menos: “Miré a la persona que estaba detrás de mí y estaba en shock igual que yo… le digo: ‘¿me has visto cara de cajero automático? ¡Dame mis 20 euros!’ y la hijaputa se va andando.

La cosa no se iba a quedar ahí, como era lógico. Cynthia no había dado esa batalla por perdida y decidió seguir a su máxima enemiga desde ese momento hasta el aparcamiento del supermercado.

El karma estaba a punto de llegar: “Cuando llegó a su coche puso sus bolsas en el suelo para abrir el maletero. En este punto yo ya estaba muy mosqueada, así que decidí seguir su estúpida regla de ‘lo que se encuentra en el suelo es de quien lo encuentra’, cogí sus bolsas y me fui”.

A Cynthia le habían robado 20 euros, pero lo que ella se había encontrado en las bolsas… no era para menos: “Cuatro filetes de ternera, dos filetes de salmón, una buena selección de quesos, leche, huevos, tres latas de atún y, lo mejor, dos botellas de vino tinto. Pensé, wow, no está mal por 20 euros. Y aquí estoy tomándome una copita de vino a su salud”.

Stephen Colbert Middle Finger GIF - Find & Share on GIPHY

La verdad es que, viendo el resultado, el karma no siempre es tan malo, ¿no? Esperamos que la ladrona de los 20 euros se lo piense dos veces antes de volver a actuar como una auténtica cretina.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta genial anécdota? ¿Qué habrías hecho en su misma situación? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).