Tener un hijo puede resultar de lo más… emocionante. Un bebé no es el ser más silencioso y tranquilo del mundo y, la verdad, suelen necesitar muchísimos cuidados, sobre todo en los primeros años de su vida. No es tarea fácil para los padres y, como no se tenga mucha paciencia y ganas de vivir… puede que acabes saltando por la ventana. Esto es así.

Y es que la historia de Mattea Goff y Kris, una pareja que, desde hace poquito, son padres. Tienen dos niñas preciosas a las que quieren con locura, pero, recientemente, pasó una cosa que les cambió la vida por completo.

Kris nunca entendía por qué Mattea estaba siempre tan cansada. Cada mañana, se despertaba y su marido percibía que ella estaba como si no hubiese dormido nada.

Ambos dormían con el bebé y ambos se despertaban cuando este lloraba muy fuerte ¿Por qué ella estaba tan mal y él estaba tan bien? Ella procuró que le quedase bastante claro.

Mi marido es fantástico, pero a veces, si no has vivido algo, no lo entiendes. Le he hecho dibujos antes, pero estos en particular vienen de mi falta de sueño y mis ganas de mostrar mi perspectiva”.

Así es: Mattia le hizo a su marido una serie de ilustraciones que buscaban hacerle entender qué era lo que pasaba por las noches cuando él dormía. La cosa no era tan simple como él la veía: el bebé era muchísimo más difícil de ‘controlar’ y no bastaba solo con ‘despertase cuando se pusiera a llorar’.

Tengo que cortarle las uñas / Pezones aún inútiles

Ella lo que pretendía con esto era ilustrar, de la forma más gráfica posible, por todo lo que tenía que pasar a lo largo de cada noche. No se trataba solo de quejarse, sino también de concienciar.

Bueno, ahora tengo que limpiar eso

También compartió sus ‘obras de arte’ por las redes, ya que pensó que muchas madres se podrían beneficiar de ellas.

Podrían enseñárselas a sus maridos si se encontraban en una situación similar y no sabían cómo encarar la conversación. ¿Qué mejor forma de romper el hielo?

A día de hoy, su publicación tiene más de 155.000 likes y ha sido compartida por más de 205.000 personas… Lo que no es moco de pavo en absoluto.

“Mi marido pensó que eran divertidos, pero está sorprendido de toda la atención que están recibiendo.”

Me estoy congelando, ¿porqué está tan sudada?

“Pensé que las madres se sentirían identificadas porque ese agotamiento es difícil de explicar a quien no lo ha vivido. Pero cuando puedes mostrarlo visualmente, es más fácil si no te salen las palabras”.

La verdad es que no sabemos cómo resultó toda esta historia y si, realmente, Mattia consiguió su objetivo.

Por la forma en la que contaba su historia a través de las redes sociales supones que, como mínimo, su marido tuvo en cuenta todo el asunto.

Los comentarios en las redes sociales también eran de lo más divertidos. La gran mayoría de personas que comentaron la historia estaba completamente de acuerdo con las quejas de Mattia y se solidarizaron por completo con ella.



Además, también procuraron añadir más situaciones que también se daban y que no se habían tenido en cuenta en la publicación original (si es que cada familia es un mundo).

La unión hace la fuerza.

Son muchas más las personas que se encuentran en una situación similar… ¿Servirá esto de algo?

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas ilustraciones? ¿Creéis que son acertadas o que están muy ‘exageradas’? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño). 

Fuente: boredpanda