Muchos de nosotros creemos que los perros ven en blanco y negro debido a que esto es una creencia popular muy extendida entre la sociedad. Pero, aunque no hay una respuesta exacta a esa pregunta, cada vez se descubren más cosas sobre cómo funciona la visión de los canes y en qué se diferencia, exactamente, de la nuestra.

Para empezar, es necesario destacar que su vista no es igual o comparable a la nuestra, es decir, no posee la misma cantidad de colores y matices que nosotros. Esto se debe a que los perros tienen menos receptores de color que los humanos. Nosotros tenemos 3 conos que procesan de forma individual los colores: verde, rojo y azul, pero en cambio los perros solo tienen dos.

Lo que sí que se puede afirmar es que los perros no ven completamente en blanco y negro pues se ha demostrado que pueden ver colores como el amarillo o el azul igual que nosotros y que, además, ven otros colores aunque de forma muy distorsionada respecto a como lo hacemos nosotros. A continuación, os mostramos alguna imagen que intenta reflejar cómo ven, aproximadamente, los perros.

Como podéis comprobar, ven y perciben una diferencia de colores, sobre todo en tonos verdes y rojizos, aunque no con la misma nitidez que nosotros.

De hecho, eso es otro aspecto en el que la visión de los perros “pierde” frente a la nuestra: ellos no ven tan bien como nosotros y tienen problemas para ver los detalles que hay a corta distancia.

De hecho, a larga distancia tampoco ven demasiado bien a no ser que el objeto en cuestión esté en movimiento. Y es que los perros tienen una ventaja respecto a nosotros: perciben mucho mejor los movimientos, incluso cuando hay poca luz.

Su herencia genética como cazadores les permite observar y prever el movimiento de su presa aunque las condiciones, para nosotros, no sean las mejores. Incluso tienen una mejor visión periférica y su campo visual es más amplio y completo que el de los humanos.

En cuanto a su visión nocturna, también es mucho mejor que la nuestra. Obviamente, no son gatos, pero tienen más facilidades que nosotros para ver en condiciones de baja luminosidad.

Y es que el ojo del perro tiene una pupila muy grande que permite que entre más luz y que sus células receptoras funcionen mejor que en la humana. Pero lo más destacado de su visión nocturna es la membrana que tienen en sus ojos llamada Tapetum lucidum y que actúa como un espejo que refleja los rayos de luz permitiendo que los perros tengan aún más información de lo que hay en la penumbra.

Como habéis podido comprobar, el tipo de visión de un humano y un perro es difícil de comparar, ya que como en todos los animales, esta vive adaptada a las necesidades que hemos tenido a lo largo de nuestra historia como especie. Con lo cual, pese a todo lo indicado, podemos decir que los perros tienen una vista excelente si tenemos en cuenta que el olfato es su “sentido” principal.

Esperamos que este artículo os haya ayudado a tener una visión (cuidado con la broma) mucho más realista sobre cómo ven los canes o que, por lo menos, os haya quitado esa idea de la cabeza de que los perros ven en blanco y negro.

¿Sabíais como ven los perros en realidad? ¿Os ha sorprendido la respuesta? Dadnos vuestra opinión en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: adiestradordeperros, muymascotas