Una manera importante de afrontar los problemas de odio de nuestra sociedad (sea racismo, homofobia o cualquier otro) es ponerse en la piel y en el lugar de la otra persona.

A veces, este ejercicio es difícil de realizar, pero el arte y otras herramientas pueden hacer que esta tarea sea un poco más fácil. Por lo menos esto es lo que cree el ilustrador Tyron Hardy, que se dedica a transformar la identidad racial de sus personajes favoritos de dibujos animados cambiando su etnia y reinventándolos como si fuesen negros.

El resultado es realmente simpático y curioso; al cambiar la identidad racial del personaje, cambia el personaje por completo. Por ese mismo motivo el trabajo de Handy está teniendo tanto éxito: no solo cambia el look o el entorno de estos, sino que le da una nueva personalidad e identidad.

Estas caracterizaciones están enviando un poderoso mensaje y eso hace que muchas personas hayan pedido que se hagan realidad las series que Tyron ha dibujado para así poder ver esas realidades paralelas con los “mismos” personajes.

Handy dice que se le ocurrió la idea debido a que, cuando él era pequeño, no había muchos personajes negros que fuesen importantes.

“La mayoría de los personajes negros en las series y programas de televisión son personajes secundarios estereotipados o el mejor amigo del personaje principal blanco; los niños negros necesitan poder ver más representaciones de sí mismos en los medios”.

A continuación, os mostramos algunas de sus mejores creaciones.

1Los Rugrats

Es realmente curioso cómo, entre todos los bebés que salían en la serie, no había ninguno que fuese negro.

2Los Simpson

Lo más sorprendente de esta imagen es que Homer tiene una barba, pero una barba de verdad, no ese sombreado con forma de labios enormes al que estamos acostumbrados.

3Padre de familia

No sabemos cómo es la serie, pero la verdad es que la versión negra de los Griffin parece más normal que la original.

4Rick y Morty

Según los creadores de Rick y Morty, esta imagen forma parte del cánon de la serie porque, al existir infinitos universos paralelos, es muy posible que uno (o más) de estos tengan la versión negra de sus protagonistas.

5Las Supernenas

Si la alternativa negra de Los Simpson ha sido llamada The Blacksons por parte del propio Tyron, podríamos pensar que Las supernegras sería un buen título para la serie que, honestamente, ha sabido capturar la esencia de cada una de las supernenas y transformarlas en algo muy parecido al original, pero, al mismo tiempo, diferente.

6Wonder Woman

Pocos superhéroes hay de origen afroamericano, con lo cual es bueno ver imágenes como esta que fomentan la variedad en el mundo de los cómics.

7Batman y el Príncipe de Bel-Air

En este caso Tyron se ha animado con un crossover entre la clásica serie de Batman y la mítica serie de Will Smith.

8Goofy e hijo

Muchos veríamos esta película en bucle cuando éramos pequeños y la verdad es que el rollo afroamericano le viene que ni pintado al personaje e incluso parece más “orgánico” que el original.



9¡Oye Arnold!

Como es lógico, el personaje que en la serie ya era afroamericano, es el único que ha cambiado su identidad. Además, curiosamente, esta versión de Arnold (llamada André) parece tener más confianza que el cabeza de melón de la serie.

10Ed, Edd y Eddy

 

Esta magnífica serie de Cartoon Network no ha escapado del ojo de Tyron que, seguramente, le hubiese gustado que, cuando él era joven, alguno de los “Eds” fuese de negro para identificarse mejor con ellos.

Como es de esperar en este tipo de proyectos, mucha gente se ha atrevido a tachar el proyecto de ilustraciones como racista o sobre el uso de la palabra “negro”. Pero Tyron quiere dar visibilidad a la poca presencia que tienen ciertas etnias en los dibujos animados.

¿Qué os ha parecido? ¿Os han sorprendido estos cambios? Decidnos algo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: boredpanda, culturainquieta