Hablar de Pokémon, es hablar de una de las especies de animales más raras del planeta. Estos maravillosos seres, además de que parecen haber salido de la imaginación de algún japonés trasnochado, también son de lo más escurridizos y se esconden de nosotros en los rincones más recónditos del planeta. Tanto es así, que son muy pocas las personas que han podido ver alguno. Hay testimonios por aquí y por allá, pero, a pesar de tener la certeza de que existen, las pruebas de su paso por la Tierra son muy escuetas.

Tanto es el misterio, que se han llegado, incluso, a hacer series de televisión al respecto. En estas producciones, lo que se hacía era, a través de un relato de ficción, contarnos la historia de un joven en su lucha por ‘hacerse con todos’ los pokémons que existían en su mundo (es decir, el nuestro).

Pokemon GIF - Find & Share on GIPHY

Allá por el año 1996, se estrenaba un anime japonés que revolucionaba por completo al mundo. Cientos de bichejos con poderes que podían darse de palos en un recinto cerrado. ¿Qué más se le podía pedir a un programa de televisión para niños?

De todos los elementos que podríamos destacar de esa serie, no nos quedaremos ni con los bichos en sí ni con el hecho de que, de alguna forma, se fomentaban las peleas ilegales entre animales. Hoy lo que queremos comentar es un aspecto mucho más concreto.

Pokemon GIF - Find & Share on GIPHY

¿Os habéis preguntado alguna vez qué demonios había dentro de las Pokeballs? Estas ‘herramientas’ eran elementos indispensables para los entrenadores pokémon. No servían solo para capturar a los animalillos, sino también para transportar todos aquellos que formaban parte de su equipo.

De hecho, estos eran los elementos que daban nombre a la serie: Poke (Pocket, es decir, ‘bolsillo’) y Monsters (Monstruos)… y, de ahí,  Ball (bola) y Pocket (bolsillo)…. POKEBALL ¿Lo entendéis? Hemos perdido la mitad de las neuronas intentando explicarlo. Que lo sepáis.

Pokemon Sparkling GIF - Find & Share on GIPHY

Desde que aparecieron por primera vez en en la serie Pokémon, no son pocos los fans que se han preguntado qué demonios había dentro de dichas bolas y qué hacían los pokémons cuando estaban ahí metidos. Hay miles de teorías al respecto, algunos piensan que las criaturas se convierten en puros datos, como si de un pendrive se tratase, mientras que otros creen que el pokemon reduce su tamaño y se queda por ahí dando vueltas.

La cosa es que, hace poco tiempo, todas nuestras dudas fueron resueltas por uno de los máximos cargos de la compañía, Junichi Masuda, uno de los productores del nuevo videojuego, Pokémon Sol y Luna.

Gotta Catch Em All Pokemon GIF - Find & Share on GIPHY

“Creo que es seguro decir que el interior de una pokeball es bastante cómodo y agradable, es un entorno muy confortable”, explicó Masuda. “Podría ser el equivalente a una suite de un lujoso hotel”, añadió… pero la verdad es que no sabemos hasta qué punto es una forma de intentar ‘suavizar’ el hecho de que, en el fondo, tienen a los pobres bichos cautivos en un recinto minúsculo.

Es verdad que, a partir de estas explicaciones, fueron muchos los ‘entrenadores’ que se quedaron más tranquilos a la hora de capturar a un pokemon, ya sea en sus videojuegos o en sus corazones… pero nosotros no lo tenemos tan claro.

Ash Ketchum Pokemon GIF - Find & Share on GIPHY

También nos surge la siguiente pregunta: ¿todas las pokeballs son iguales? Existen las GreatBalls, Ultraballs, Máster Balls… ¿también varían por dentro?

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta información? ¿Compráis esta explicación o creéis que hay ardilla encerrada (como Pikachu, vamos)? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, encontraréis otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).