La genética puede ser de lo más caprichosa. Los genes, en muchas ocasiones, se manifiestan de formas bastante… aleatorias y dan como resultado combinaciones que son de todo menos esperadas. Ser blanco, negro, pelirrojo, moreno, alto o bajo son características demasiado ‘sosas’ como para ‘venderlas’ por separado… ¿por qué no combinarlas, entonces?

Eso es lo que debió pensar la naturaleza con nuestros protagonistas de hoy. Se trata de una recopilación con algunos de los mejores ejemplos que nos demuestran que, cuando hablamos de genética, tenemos que imaginarnos una termomix llena de genes… por lo que puede salir de todo. Os avisamos con antelación de que, algunos de los casos, son una auténtica locura.

1Son hermanas mellizas

Su padre es negro y su madre blanca… aquí tenéis el resultado de que la genética sea tan caprichosa.

2Algo parecido a la historia anterior

En este caso no eran mellizas, pero lo cierto es que su madre estaba completamente desorientada cuando las miraba a las dos. Es lo que hay.

3Digna heredera de Bowie

Era la más conocida en su escuela gracias a esta ‘característica’. Decían que siempre tenía una ‘visión diferente’ de las cosas… y así era.

4Lentillas

Esto era lo que la gente se pensaba que llevaba. Nadie se creía que así eran realmente sus ojos. Espectaculares.

5¿Queréis conocer su ‘combinación’?

Es mitad asiática, mitad caucásica y pelirroja… a ver cómo explica esto a sus compañeros de trabajo.

6No es albino

Es mitad negro y mitad rubio de ojos azules… todo el mundo que lo conoce alucina al saber que no es albino, sino un capricho de la genética.

7Dos hermanas

De padre español y madre argentina. Una morena y la otra rubia. Nadie se cree que sean hermanas.

8Ojito con el padre

Su madre es blanca y su padre afroamericano… y ella, pues eso, parece hija del butanero.

9A ver quién se cree que él es el padre

Sobre el papel es así, pero las casualidades (o la genética) nos lo hacen dudar bastante, la verdad.

10Lo tiene todo para ‘reinar el mal’

Es pelirroja y sufre de heterocromía. Gente así está diseñada para reinar sobre el resto. De eso no hay duda.

11Heterocromía sectorial



Es casi más rara que la versión normal de esta ‘mutación genética’. No es una mancha, por Dios.

12Os presentamos a la distiquiasis

Es cuando las pestañas nacen de dos en dos en filas paralelas… el efecto es tal que ni con maquillaje se puede conseguir.

13Padre e hija

Y un mismo lunar para que nadie pueda poner en duda la legitimidad de su paternidad.

14Dos amigos complementarios

Aquí, la genética, jugó su papel en familias separadas para que estos dos chavales pudiesen complementarse de forma perfecta.

15Dos parejas de gemelos

Decidieron casarse y ver cómo les salían los hijos. No les tocaron gemelos, pero el resultado es igualmente curioso.

16La familia de albinos más grande del mundo

Podrán tener lo que sea, pero lo que nunca tendrán es un futuro ‘oscuro’.

17El vello capilar no se aclara

Este es el típico caso en el que la genética tiene más dudas que otra cosa… y esto es lo que pasa.

18Lo mejor es la tarjeta de presentación

No hay mejor forma que adaptar tus ‘defectos’ como tu seña de identidad. Tyrion Lannister estaría orgulloso.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estos ‘caprichos de la genética’? ¿Tenéis alguna de estas características o conocéis a alguien que las tenga? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuente: Genial Guru