Ariana Grande se había tomado un descanso en sus redes sociales después de su ruptura con Pete Davidson para poder tener un pequeño respiro. Pero este pasado fin de semana decidió volver tanto a Instagram como a Twitter. Sin embargo, los haters no tardaron en aparecer y a llenar su última selfie de comentarios despectivos, recordándonos tanto a ella como al resto, porque se fue en primera instancia del entorno virtual.

Parece que Ariana Grande se ha dado cuenta de que hay muchos comentarios hablando sobre el tamaño de la frente que lucía en la foto. En su última fotografía muchos consideraron que se le veía una frente muy grande y no tuvieron ningún reparo en burlarse de ella o insultarla al respecto.

 

Así que, harta de la situación, Ariana decidió publicar un tuit donde se quejaba de los insultos y bromas que recibía constantemente solo por compartir una foto con sus seguidores.

“Veo que muchos de vosotros estáis haciendo broma sobre mi frente. Disculpadme por tener una frente tan grande. Al menos soy mona y no me río de las frentes de otras personas. Chupadme la p****”.

Puede que sus asesores le dijeran algo o que ella misma considerase que se había pasado, pero rápidamente eliminó el tuit para, al cabo de un rato, subir una fotografía en Instagram donde solo ponía:

“Perdón por mi frente”.

Esta reacción tan poco propia de Ariana Grande puede que se deba a toda la tensión que está viviendo debido a su reciente ruptura sobre la cual, de momento, aún no se ha pronunciado al respecto. Quien sí lo ha hecho es su expareja, Pete Davidson, que ha hablado recientemente durante un espectáculo benéfico de comedia y ha estado bromeando acerca de los tatuajes que se había hecho estando con su pareja.

“He estado tapando muchos tatuajes, eso ha sido divertido. No paro de tatuarme cosas de las que me arrepiento, de hecho, creo que estoy cerca de tatuarme a mi madre, así de mal está la cosa”.

“Como sabéis, Ariana y yo hemos roto o lo que sea y, cuando nos prometimos, nos hicimos unos tatuajes y varias revistas lo criticaron, de hecho casi todas.

Yo pensé que eran todos estúpidos, que eran malditos haters y que no quería escucharles. Que les jodan, no soy estúpido. Pero el otro día estaba en la cocina y pensé: Resulta que si que eras estúpido”.

Pero Ariana parece no querer afrontar ese tema y, cuando el lunes habló de nuevo en Twitter, no lo hizo para hablar de su expareja, sino, de nuevo, para enviar un mensaje a los haters que criticaban su frente.

“Han movido mi sesión hasta más tarde, así que estoy de vuelta y me gustaría decir os quiero una vez más pese a que todos odiéis mi frente”.

Por lo que parece, Ariana está realmente obsesionada con el tema de su frente, pero, seguramente, se deba a que está volcando, en todo este tema de la frente, las inseguridades generadas por su ruptura.

En cualquier caso, esperemos que Ariana supere estos malos momentos que está pasando, ya que parece ser que la vida se resiste a sonreírle. Seguramente, cuando lo haga, dejará de importarle su frente y todos sus haters.

A vosotrxs, ¿qué os parece la actitud de Ariana Grande? ¿Pensáis qué se debe a su ruptura? ¿O creéis que sus haters se merecen que les critiquen? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos. 



Fuentes: glamour, popbuzz