Hay días (prácticamente todos) en que parece mentira que estemos viviendo en el siglo XXI porque, mucho más a menudo de lo que desearíamos, se viven episodios que tienen auténticos trogloditas como protagonistas.

A continuación veremos uno de estos casos que dan vergüenza ajena y de los que cuesta hablar, pero vale la pena difundirlo solo para mostrar que este tipo de cosas ocurren y deben cortarse de raíz.

Hablamos de un lamentable caso de racismo que ocurrió este viernes pasado en un vuelo de Ryanair que iba de Barcelona a Londres. Cuando los pasajeros se estaban sentando, se empezaron a escuchar los gritos de un hombre que le gritaba a una mujer. La señora era una mujer negra de 77 años que solo quería sentarse en su sitio, pero al hombre esto no le parecía correcto y no dejó de soltar insultos por una boca que pedía a gritos una pastilla de jabón.

 “No quiero sentarme junto a tu fea cara, tu p*** fea cara”.

Por suerte, hoy en día todo el mundo lleva el móvil encima y se puede dar la visibilidad que estos problemas merecen.

Así que todo fue grabado por muchos de los otros pasajeros del avión que presenciaron como la tensión subía mientras el hombre no paraba de exigir que cambiasen a esa mujer de sitio, sin que sirviese de nada que un joven que estaba sentado detrás intentase contener la situación.

La mujer jamaicana no se puso a la altura del comportamiento que el hombre estaba teniendo y mantuvo la calma y la compostura en todo momento. Pero eso no era suficiente para que el señor contuviese su racismo y no paraba de insultarla.

“No me hables un p*** idioma extranjero, p*** vaca fea”.

Su hija y ella viajaban juntas y, según la joven, el hombre empezó a increparla cuando este tuvo que pasar por delante de su madre para ir a la ventanilla y, al ver que se movía con lentitud por culpa de su discapacidad, el señor empezó a impacientarse y comenzó a proferirle insultos.

Al final, el equipo al cargo del avión tuvo que hacer frente a la situación y uno de los azafatos hizo de puente entre los dos para negociar una solución que dejase satisfecho a todo el mundo. Finalmente, la compañía decidió reubicar a la mujer en vez de reubicarle a él o, directamente, dejarlo en tierra por causar esos problemas y tener un trato tan racista con ella.

Precisamente esta decisión tan salomónica pero injusta para la mujer mayor, ha sido la que ha generado un gran revuelo en redes y que ha puesto a Ryanair el en punto de mira.

Muchas son las personas que, a través de Internet, han criticado la compañía aérea después de que el vídeo se haya viralizado y lo haya visto todo el mundo. Esto ha hecho que Ryanair haya tenido que dar explicaciones en Twitter donde ha dicho que ya ha reportado lo ocurrido en el vuelo a la policía de Essex, Reino Unido.

 “Como ahora esto es un asunto policial, no podemos hacer más comentarios”.

Parece que la compañía ha tirado balones fuera cuando podría haber actuado de mejor forma en el preciso instante en que se producía el incidente.

A continuación, os dejamos el vídeo que se grabó en el avión para que juzguéis vosotrxs mismxs el comportamiento del hombre.



 

¿Qué os ha parecido esta muestra de racismo? ¿Cómo creéis que debería haber actuado la aerolínea? ¡No dudéis en comentarnos y darnos vuestra opinión a través de Facebook!

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: lavanguardia