Todos hemos dejado a alguien o hemos sido dejados. Da igual como pase y por qué; siempre es un proceso realmente duro que te hace un nudo en el estómago y te deja vacío por dentro. Sin embargo, todo tiene su cura y, casi siempre, esta consiste en ser paciente y dejar que el tiempo haga su trabajo.

Pero, de todos modos, a continuación os queremos proponer una serie de recomendaciones si no podéis superar una ruptura y necesitáis un empujón extra.

1Comer

Comer suele ser la solución a muchos de nuestros problemas. Hay que ir con cuidado de no desarrollar una relación de dependencia con la comida, pero, si te deja tu pareja, no hay nada malo en que hagas un homenaje a todas esas series y películas americanas y, sin ningún tipo de vergüenza, te abras una tarrina enorme de helado y empieces a comer de allí con una cuchara grande, una espumero o, incluso, con tus propias manos.

2Defecar muy a menudo

Opta por comidas ricas en fibra y, si fumas, nunca dejes de tomarte tu café y tu cigarro por las mañanas para hacer una visita automática al lavabo. Cuando cagamos, liberamos toxinas y eso hace que nos sintamos mejor.

Además, recomendamos que os llevéis el móvil o el iPod (MP3 para los más viejos) para escuchar “Lo malo” mientras cagáis, sabemos que la canción está pasando de moda, pero para situaciones como esta viene muy bien.

3Salir a correr

También puede ser un momento para mejorar vuestra calidad de vida y haceros deportistas. Una técnica muy utilizada en las rupturas consiste en salir a correr.

No hace falta que os compréis nada de equipo, simplemente salid e imaginad que o bien perseguís a esa persona con quien acabáis de romper o bien os está persiguiendo. No os servirá para olvidarla, pero, por lo menos, os pondréis como Kilian Jornet.

4El peinado

Este es un clásico de los clásicos: quien no ha presentado nuevo look después de una ruptura. Cortarse el pelo o cambiar tu estilo es el equivalente a formatear el ordenador y empezar de cero. De todos modos, queremos advertiros de que evitéis a toda costa permanentes y el peinado de escoba para los chicos.

5El kiko gordo

Pocas cosas van tan bien cuando rompes una relación como el kiko gordo. Los frutos secos en generales son muy buenos, pero, sin duda, el kiko gordo es el que más ayuda. Te recomendamos que busques un mayorista y te compres bolsas suficientemente grandes como para alimentar a un elefante, te vendrá de perlas.

6Las duchas de agua fría

Después de una ruptura nunca debes usar agua caliente para ducharte; esta hará que te baje la tensión y que te quedes medio grogui como un chamán de una tribu sudamericana haciendo que te vengan todo tipo de pensamientos en la cabeza.

En cambio, si te duchas con agua helada ayudará a que espaviles un poco y te tomes la ducha como algo funcional y no como un momento para sentarte en el suelo y llorar mientras tu culo toca el asqueroso suelo del plato de ducha.

7Aceptarlo y seguir adelante

Al final, lo que queremos decir con este artículo es que superar una ruptura es muy complicado y no hay ninguna panacea. Lo único que podemos hacer es intentar aceptar lo que ha sucedido, lidiar con nuestros sentimientos y seguir adelante porque esta vida es solo una y es solo nuestra.

movie: (500) days of summer GIF

¿Usaréis alguno de los consejos? ¿Conocéis a alguien que acabe de dejarlo con su pareja? ¡No dudéis en comentarnos y explicárnoslo a través de Facebook!

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).