Netflix no para de crear. La plataforma de vídeo bajo demanda se ha empeñado en que dejemos de ir al cine y, para conseguirlo, ha decidid traernos, cada mes, una gran cantidad de películas y series de tal calidad, que el esfuerzo que tenemos que hacer para despegarnos de delante de la televisión es más inhumano que seguir viendo capítulo tras capítulo. ¿Quién necesita comer cuando aún te queda media temporada de ‘Stranger Things’? Pero es que Netflix ya está preparando lo que se viene en noviembre… y no podría tener mejor pinta.

Narcos está a punto de volver. Después de las ‘aventuras’ de Pablo Escobar y compañía, las cuales ocuparon las 3 primeras temporadas, ahora nos llega el tráiler de la cuarta temporada… y vemos que Netflix ha decidido darle un giro bastante importante a unos de sus grandes ‘buques insignia’.

Ya, desde el principio, nos muestran las cartas con las que van a jugar: “lo llaman ‘el Rockefeller de la Marihuana'”. Hay alguna forma mejor de llamar nuestra atención? En esta ocasión, Narcos llega con una nueva temporada ambientada en México. ¿Quién será el protagonista? Pues, nada más y nada menos, que el capo Miguel Ángel Félix Gallardo (extraordinariamente personificado por el actor Diego Luna), uno de los fundadores del Cártel de Guadalajara.

En esta ocasión, Netflix nos lleva hasta uno de los casos más controversiales de la historia de México. Se trata del asesinato y desaparición del agente encubierto de la DEA, Enrique Camarena Salazar, quien logró infiltrarse en el grupo criminal, pero que fue secuestrado y asesinado en 1985 en circunstancias terribles. 

La serie seguirá el nacimiento y auge del Cártel de Guadalajara en los años 80, cuando Félix Gallardo se convirtió en el “Jefe de Jefes”, ya que fue capaz de unificar y hacer trabajar ‘en equipo’ a los diversos narcotraficantes que, por aquel entonces, trabajaban en solitario. De esta unión, a posteriori, surgieron otros cárteles como el Cártel de Sinaloa del “Chapo” Guzmán… No es poca cosa, ¿no?

La historia de Félix Gallardo es bastante particular. A diferencia de otros narcos, Félix, de joven, había estudiado una carrera comercial, pero acabó formando parte de la policía judicial del estado de Sinaloa (la zona con mayor ‘densidad’ de narcos del país). Felix tuvo puestos de mucha importancia, llegando a ser el guardaespaldas del gobernador de ese momento, Leopoldo Sánchez Celis.

Ambos eran tan amigos, que Celis llegó a ser el padrino de la boda de Félix y este, a su vez, fue el padrino de uno de los hijos del gobernador, Rodolfo Sánchez Duarte. Esta es una historia bastante atípica en el mundo del narco, la verdad.

El mayor ‘mérito’ de Félix uno de los primeros capos mexicanos en asociarse con los colombianos, de quienes ‘robó’ la estrategia de mover la droga que estos habían popularizado: en pequeñas avionetas. Gracias a este método, consiguió montar un puente aéreo entre Sudamérica, América Central y el norte de México… básicamente toda Latinoamérica.

Hasta aquí os contaremos, porque la verdad es que no queremos entrar en spoilers (la temporada está basada en una historia real, por lo que el final, en cierta forma, ya lo conocemos). El próximo 16 de noviembre podréis verlo con vuestros propios ojos.

Aquí os dejamos el tráiler:

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido este nuevo planteamiento? ¿Creéis que serán capaces de olvidar al ‘fantasma’ de Escobar que tanto juego dio en anteriores temporadas? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: Infobae, Espinof.