Es viernes, día 12 de octubre en Sant Llorenç. Un voluntario acude a ayudar en las tareas de limpieza. Ha habido una serie de inundaciones que han causado muchos problemas. Hay que achicar el agua, arreglar los destrozos, limpiar las calles. El impacto de los torrentes del agua y sus consecuencias hace que mucha gente venga a ayudar. El Rey Felipe VI también acude, preocupado por la situación.

El monarca saluda y da las gracias a los voluntarios. Se acerca a un voluntario y le ofrece la mano. Éste responde con un gesto. Le ofrece la escoba que está usando. Una frase queda para la memoria: “Le he ofrecido el escobón al Rey de España, pero me ha dicho que no, que ahora no podía.”

Su nombre es Óscar Tarela. Tiene 28 años. Esta es su historia. Entrevista de la Cabroportada.

Pregunta: ¿Eras consciente de que te estaban grabando?

Respuesta: Yo sé que me grababa mi amigo, pero yo no buscaba la popularidad. Yo sabía que en todo momento estaban los medios de comunicación. Pero sí, mi amigo sí. Porque le dije: “Voy a darle la escoba”.

P: ¿Cómo se te ocurrió lo de darle la escoba? ¿Lo tenías pensado o fue cosa del momento?

R: No, la verdad es que no lo había pensado. Estábamos ahí y hubo un despliegue muy grande de escoltas y de guarda civiles y todo eso.

P: Porque cuando vinieron los escoltas, ¿Ya sabíais que era el Rey?

R: Cuando vimos que había tantos escoltas era porque ya sabíamos que venía.

P: ¿Y te sorprendió?

R: Me sorprendió mucho, la verdad. Porque fue una cosa que yo publiqué para mis amigos como una forma de protesta por toda la mierda que están haciendo en el país. Porque vienen ahí, como lo que pasó en Galicia con El Prestige, y como cuando pasó el terremoto de Lorca, y hacen un poco el paripé. Y la gente se queda como está. No es que le quisiera [al Rey] decir que se pusiera a barrer.

P: Pero todo cambia cuando se viraliza y lo ve todo el mundo

R: Yo entiendo que tiene que haber a favor y en contra, no todo el mundo tiene la misma opinión. Pero cuando hay un país como España, donde no nos falta de nada, es que no solo tienes que mantener al Rey, sino a toda su familia. Y dices tú, ¿pero se están riendo de uno? Uno se cansa de estar en el paro. Yo soy un trabajador y me tengo que levantar todos los días a las siete de la mañana para ir a trabajar. Cobro mil euros. A lo mejor a la gente que está a gusto le importa una mierda, pero la gente que sufre lo ve de otra manera.

P: ¿Cómo reaccionó el Rey cuando le diste la escoba?

R: Cuando él me iba a dar la mano, yo le extendí la escoba. Entonces él se quedó, como diciendo: “¿Qué me estás haciendo?” Y yo le dije: “La puedes coger”. Y me dijo: “Ahora no”. Y le dije que si se la quería llevar, que lo podía hacer. Y me dijo: “No puedo”.

P: No se lo esperó para nada, ¿no?

R: No, para nada. No se esperaba que le tendieran una escoba. La verdad es que no. Y cuando me dijo que no podía, me negó con la cabeza y me dio una palmadita en el hombro y se fue.

P: Ahora que todo lo que ha pasado se ha viralizado, ¿Lo volverías a hacer?

R: Lo volvería a hacer una y mil veces más. No tengo ningún inconveniente. Prefiero morir de pie que no arrodillado. Y hay que salir de casa a protestar, porque desde casa no se puede hacer nada.

P: ¿Hay alguna cosa que tú quieras remarcar que te parezca importante de todo lo que ha pasado?

R: Sí, que la gente que vive por ellos, porque la gente parece que no le importan los demás, que miren un poco a su alrededor. Que no estén con los ojos cerrados. Que se ayude al pueblo que ha sufrido las inundaciones. Yo no creo que esto tenga ningún beneficio para mí. Yo es que no quiero sacar nada de esto. Yo si algún beneficio quiero sacarle a esto es que se escuche al pueblo y que se le ayude.

Aquí os dejamos el vídeo del momento:

¿Qué os ha parecido? ¿Estáis de acuerdo con Óscar? Decidnos algo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).