En muchos casos, la mejor manera de cerrar una brecha entre perspectivas es a través de una analogía expresada de manera concisa. Si bien hay muchos hombres empáticos y muchos sobrevivientes de agresiones, todavía hay una brecha abiertamente de género entre cómo la confirmación de esta semana de Brett Kavanaugh ha afectado a mujeres y hombres.

Entonces, en un inteligente esfuerzo analógico para cerrar la brecha emocional de nuestro actual infierno político, el escritor A.R. Moxon escribió un hilo que explicaba perfectamente a otros hombres cómo se sienten las mujeres con respecto a Kavanaugh. Aquí os lo dejamos para que luego nos podáis decir que pensáis.

Así comenzaba el hilo de Twitter, donde hablaba en forma metafórica de lo que supondría para los hombres una agresión.

La víctima sufrió el acoso cuando era una adolescente.

Aquí se explica por las precauciones por las que tienen que pasar las mujeres, en forma metafórica.

El autor hace referencia al acoso que pueden sentir las mujeres por parte de hombres mayores.

Esto es lo que tienen que hacer algunas mujeres para evitar que las acosen.

En este mensaje se subraya que a veces se hacen bromas con temas tan delicados.

El autor señala las raíces ideológicas y religiosas que a veces causan problemas a las mujeres.

En algunos casos, las relaciones sentimentales pueden ser abusivas.

En ocasiones, incluso la ley no puede ayudar cuando algunas personas lo necesitan.

El mensaje se refiere a que ocurren injusticias con los casos registrados.



El autor explica que a veces ocurre que los acusados son dejados en libertad por otros motivos ajenos.

Esto es lo que algunas de las mujeres estadounidenses tiene que pasar.

Lo que se quiere mencionar aquí es la referencia a unas polémicas declaraciones de Donald Trump durante la campaña presidencial.

Otra alusión al enfrentamiento político entre los dos candidatos: Donald Trump y Hillary Clinton.

En cambio, esta es una alusión al juez Kavanaugh.

El tweet señala la intención de Kavanaugh para presentarse al Tribunal Supremo, a pesar de la acusación.

El proceso para demostrar la agresión se complica para la víctima.

Con este mensaje acaba el autor la metáfora para que los hombres puedan entender mejor cómo sufre una mujer que ha pasado por una agresión de este tipo.

¿Qué pensáis de esto? ¿Habéis entendido mejor la metáfora? Decidnos lo que pensáis en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

 

Fuentes: Difundir.org