La forma en la que nos comunicamos entre nosotros, los seres humanos que formamos este hermoso (y, a veces, peligroso) lugar llamado mundo, ha cambiado muchísimo en los últimos años. Antes, para poder decirle algo a la persona que vivía en el pueblo de al lado, teníamos que mandarle una carta o una paloma mensajera y, por aquel entonces, se pasaba mucha hambre y las palomas se solían perder por el camino. Pero todo cambió con la llegada del teléfono.

Dc Comics Phone GIF - Find & Share on GIPHY

Cuando Joseph Lluís Telephoné inventó hace, no sé, 20 años este aparato, las comunicaciones entre las personas cambiaron por completo. Ya no tenías que enviar a tu hermano pequeño a que le dijese a tu amigo de la ciudad de al lado que quedabais en 15 minutos en la plaza de siempre o que hacer avioncitos de papel con mensajes para hablar con la vecina de enfrente. Apretabas unos números y listo. ¿Magia? Seguramente.

Aún nadie sabe a ciencia cierta cómo funcionan estos aparatos. Lo más probable es que sea brujería, pero eso, probablemente, nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos es que la tecnología nos ha llevado a puntos en los que todos tenemos un teléfono móvil en el bolsillo y que, con solo clicar en una aplicación llamada ‘Whatsapp’, podemos hablar con quién queramos (siempre que tengamos móvil, megas, un sistema operativo válido para la última versión de la aplicación, batería, manos o cobertura) desde cualquier parte.

Warner Archive Dog GIF - Find & Share on GIPHY

Whatsapp, a lo largo de estos años, nos ha dado tantas cosas buenas… como algunas no tan buenas. Esta aplicación, a medida que se actualiza, nos va ofreciendo herramientas de lo más útiles, a la vez que nos pone alguna que otra barrera.

El ejemplo más claro de ello es el ya famoso ‘doble check azul’, el cual hace de ‘chivato’, avisando al emisor de si nosotros hemos leído su mensaje. Vale que hay algunas formas de ‘saltarse’ esto, pero la realidad es que cada vez nos cuesta más disimular nuestros hábitos de cotilleo.

Mission Accomplished Success GIF by THE NEXT STEP - Find & Share on GIPHY

Por eso, hoy os hemos traído unas cuantas técnicas para poder escuchar los audios de Whatsapp sin que el emisor puede detectar que, efectivamente, ya los hemos escuchado.

En el caso de los audios, el ‘doble check azul’ aparece siempre… ¿cómo lo hacemos? Uno de los primeros métodos que nos vienen a la cabeza y que podría ser el más ‘sencillo’, es coger y reenviar el audio a un amigo para luego escucharlo en su chat.

La cosa es que nuestro amigo podría escucharlo… por lo que, seguramente, la mejor opción sea, en ese caso, hacer un grupo de una sola persona (invitando a alguien y luego expulsándolo), y volcar ahí todos los audios que queramos escuchar. Es la forma que, desde aquí, os recomendamos, ya que no requiere de nada más que de un grupo extra en tu bandeja de entrada de Whatsapp… si es que ser una persona así de cotilla tiene sus desventajas, y esta es una de ellas.

Dentro de esta línea, existen aplicaciones como Opus, en las que se nos permite descargar estos audios y reproducirlos de forma completamente libre sin necesidad de que puedan saber que, efectivamente, ya los hemos escuchado.

Si no te importa ocupar un poco más de espacio en tu terminal y no quieres llenar tu Whatsapp de más y más grupos… puede que esta sea tu opción perfecta.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estos… ‘infalibles’ métodos de distracción? ¿También os sentís como una especie de ninjas indetectables? Dejádnoslo en os comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: 20minutos