Somos víctimas de nuestra generación, para bien y para mal. A veces nos llenamos la boca diciendo que los adolescentes de hoy en día están todo el día con el móvil y que son mucho peores que nosotros. Pero eso ha pasado siempre, las generaciones más viejas detestan todo aquello que representan las nuevas y hacemos burla de aquello que nos parece extraño.

Pero la verdad es que, a menudo, nos olvidamos de aquello que nos caracterizaba cuando eramos más jóvenes. No hace falte ir demasiado lejos para comprobar varias modas que, durante el 2000, lo petaban más que Chimo Bayo en un after. Y, echando la vista atrás, hay que reconocer que algunas de esas modas eran tan horrendas como cualquiera de las actuales.

1El bronceado de spray

El verano y la playa como concepto para la moda rompían la pana a finales de los noventa y a principio del nuevo siglo. Más adelante veremos otras modas relacionadas con la misma temática, pero el bronceado de spray es, sin duda, una de las más relevantes.

Nosotros creíamos que teníamos un estupendo moreno playero pero en realidad parecíamos el paje del rey Baltasar.

2Las mechas californianas

De nuevo, el verano. Tú te hacías tus hermosas mechas para aparentar ser una californiana de pura cepa y sentirte como el protagonista de un videoclip de las Spice Girls o los Backstreet Boys, pero en realidad lo único que pensaban tus mayores es que te habías quemado el pelo con tanta plancha.

3El Chándal de Terciopelo

Vestir como Britney Spears nunca había sido tan barato, con una visita a tu mercadillo más cercano tenías de sobra para poder lucir este chándal tan glamuroso. Este magnífico dos piezas que combinaba una parte superior demasiado pequeña con unos pantalones demasiado largos y, para terminar de rizar el rizo, una textura aterciopelada que no toleraba colores discretos.

Actualmente ha quedado reservado para que se vistan con él chonis y las personas que trabajan en mercadillos y no lograron vender los excedentes restantes.

4Cinturones enormes

Aunque parezca que es algún tipo de entrenamiento secreto para soportar grandes cantidades de peso y hacerse tan fuerte como Goku, se trataba de una moda como otra. Era importante que el cinto fuese grueso, pero lo que determinaba si el cinturón molaba o no, era el tamaño de la hebilla. Una herradura, una cazuela o un trozo de viga podrían convertirse en un complemento perfecto.

5Los clips de mariposa

Sobre todo en las chicas, parecer un árbol de Navidad era clave para determinar tu estatus social. Algunos antropologías dicen que, al igual que los indios americanos con las plumas, los clips de mariposas significaban sabiduría y experiencia, con lo cual las que tenían más en el pelo solían ser las líderes del grupo.

6El collar elástico

Inspirados en las vallas de alambre de una prisión, este tipo de collar se convirtió en una verdadera epidemia. Para ser persona necesitabas, al menos, tener uno de color negro, pero cuantos más tenías mejor, sobre todo si eran de colores distintos.

7El collar de conchas

Mientras que el collar elástico era más para la gente con un rollito más pijo, los más progres y hippies optaban por este diseño más orgánico hecho con conchas de mar que te hacía sentir todo un surfero, aunque tu equilibrio fuese el mismo que el de Falete en un monociclo.

8Fotolog

Antes de que Facebook e Instagram dominasen el panorama de las redes sociales, se vivió una etapa un poco (solo un poco) más oscura en la que MySpace y Fotolog reinaban sobre la faz de la tierra virtual.

De algún modo, la estética cutre y minimalista de lo que fue el MS-DOS de las redes sociales nos cautivó a todos por igual en una plataforma menos diferente a Instagram de lo que en un principio puede parecer.

9Los pantalones sin bolsillos

Este tipo de pantalón que te dividía el culo en dos partes era lo más en el 2000. Prescindía de los bolsillos pero a cambio mostraba un trasero despejado y ajustado que actualmente, como ha pasado con otras modas, ha quedado relegado al ambiente más marronero.



10Los Nokia

Antes de que Nokia se sentenciase a sí misma con el sistema operativo Windows Phone, no tener un móvil de esta marca significaba vivir al límite. Aún hoy en día, la marca es un símbolo de indestructibilidad al lado de Excalibur y el Adamantium.

11Los pantalones caídos

Eminem y Violadores del Verso fueron algunos de los principales culpables que el rap y este tipo de cultura urbana se extendiese rápidamente. Aunque trajo muchas cosas buenas, la verdad es que esta forma de llevar los pantalones no es la más adecuada a la hora de huir si te pillan haciendo un graffiti o haciendo trucos con una tabla de skate por dentro del instituto.

12Las converse

Estas zapatillas que, originalmente, se usaban para jugar a baloncesto, fueron una moda que llevaban los fumetas en los noventa y los más pijos a partir del 2000. Aunque las converse como tal no han desaparecido, hay que destacar que ha habido un notable descenso en la cantidad de modelos rosas que se ven por la calle.

13El sostén transparente

Cuando la industria del celo intentó diversificar su oferta, probó de hacer estos sostenes con tiras transparentes que seguían sin ser invisibles, pero eran mucho más feos.

14La ralla Zig-Zag

Sarah Jessica Parker, puso de moda esta ralla del pelo con más curvas que una carretera de montaña.

15Pantalones por debajo de la cadera

Una cosa era llevar los pantalones de rapero con el tiro bajo y la otra es usar unos pantalones normales pero ponérselos por debajo de la cadera. Esta estética desapareció debido a que era imposible agacharse sin mostrar la hucha y que cualquier compañero de clase o curro introdujese monedas, bolígrafos y todo tipo de cosas en ella.

¿Formabais parte de alguna de estas modas? ¿Cual? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, ya que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: increible.co