Cuando vemos una serie, una película o leemos un libro, lo hacemos para llegar a esos momentos en los que todo se viene abajo, por la tragedia, independientemente de cuál sea la resolución final.

Son esos momentos de conflicto los que nos sacan una onomatopeya o una palabrota de la boca y esos momentos no están solo presentes en la ficción, sino que pueden ser capturados por una cámara si hay algún ojo atento dispuesto a inmortalizar una imagen realmente dramática.

A continuación os mostraremos 10 imágenes que capturan perfectamente el preciso instante en que se produce una tragedia (por cotidiana que sea).

Un segundo antes o uno después puede marcar la diferencia

Un segundo antes este chico tenía cara. Un segundo antes y la chica hubiese llegado a ese balón. Un segundo después la arena estará llena de sangre. Un segundo después la joven tiene la muñeca rota.

Cuando nos dijeron que la vida podía cambiar en un segundo, no nos imaginábamos esto.

Faltaba el cartel de: ¡Cuidado, suelo resbaladizo!

Esto es claramente una trampa para niños. Los menores de 10 años son cegados por la belleza de las pompas y acuden rápidamente a la plataforma sin mirar al suelo y sin ver que está lleno de agua y jabón, ambos grandes enemigos de la estabilidad que, en el caso de los más pequeños, brilla precisamente por su ausencia.

Cuando los cuernos te tapan el sol

En caso de que seas esta chica, por lo menos, disfruta del concierto y, cuando termine, te puedes dejar caer haciendo un candado con las piernas y partirle la crisma a tu (ahora sí) expareja. Aunque la verdad es que puede que con tirarle la bebida por encima haya suficiente.

Parece que se avecina tormenta

Los que están arriba tirando agua son los repetidores que van a despedirse de los graduados a lo grande. Todo el tiempo que no están estudiando no es desaprovechado, sino que lo destinan a preparar fiestas, celebraciones y gamberradas varias.

 Zas, en toda la boca

Si ya se armó polémica cuando se pusieron las aspersores después de ese Barça- Inter que dejó al Barça fuera de la Champions frente a Mourinho, imaginad si los hubiesen usado con el mismo acierto que en esta imagen.

¿Planking?

No sabemos si esta foto es un montaje en el que esta persona está haciendo una postura de estas de planking o si son los momentos previos a su ortodoncia.

Bambi echa de menos a su madre

Esta es la versión que Disney no quería que vieseis, aquella en la que Bambi busca pezones como si no hubiese mañana para sentir que su madre no ha fallecido.

Hasta nunca

La cámara estaba recién comprada y ahora tendrá que venderla por cuatro chavos en Wallapop porque el pobre no sabrá ni arreglarla.

Abuela deja los porros

No se puede ser tan hippie. Esta abuela sostenía a su nieta mientras le cantaba canciones de John Lennon, pero le pasaron un porro y, sin querer, se cayó el niño al suelo.

Lo importante es que el burro se vea bonito

El hombre no parece muy preocupado, pero la verdad es que es normal, ya que familiares tiene muchos, pero una persona solo puede esperar encontrar un burro como Tom Jones (nuestras fuentes aseguran que ese es el nombre del burro) una vez en su vida.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas fotografías? Dadnos vuestra opinión en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, ya que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: tuul.tv